Inician juicio contra sicarios mexicanos

Associated Press
MEXICO – Cuatro presuntos miembros de «Los Zetas», considerado el brazo armado del Cartel del Golfo, serán sometidos a juicio por delitos de crimen organizado, lavado de dinero y posesión de armas.
Los cargos están relacionados con un tiroteo del 29 de octubre en la ciudad fronteriza de Matamoros, donde los 14 fueron arrestados junto con el líder de Los Zetas, Rogelio González Pizana, informó una agencia noticiosa local.
González Pizana es buscado en Estados Unidos por contrabando de drogas y por amenazar a agentes estadounidenses en Matamoros en 1999. Los detenidos se habían reunido junto con González Pizana en un bar de esa ciudad, cuando una caravana policial, que había recibido un informe, allanó el lugar.
Inmediatamente comenzó un tiroteo en que presuntos asesinos y narcotraficantes emplearon granadas de mano y fusiles automáticos para atacar a las autoridades. Un agente federal y dos presuntos miembros de Los Zetas murieron en el tiroteo.
En la operación, las autoridades confiscaron granadas, fusiles automáticos y un lanzagranadas.
La banda de Los Zetas se formó a finales de la década de 1990, cuando varias decenas de miembros de un batallón de élite de inteligencia asignado a la lucha contra el narcotráfico desertaron en el estado de Tamaulipas, en el norte del país. Se sospecha que el grupo es responsable de más de 100 asesinatos y decenas de secuestros.
Los sospechosos están retenidos en la prisión de máxima seguridad de La Palma, al oeste de la capital.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.