Hospitales públicos de Madrid tendrán conexión con comisarías

Más formación en prevención de riesgos, para saber cómo «capear» situaciones de conflicto, pero también un incremento de las medidas de seguridad -con conexiones directas con comisaría- y mayor protección jurídica si llega el caso. Veinticuatro hospitales públicos de la región ven en estas propuestas la solución -al menos parcial- a las agresiones y amenazas que se producen en los centros sanitarios.
Y así se lo han hecho saber a la Consejería de Sanidad, que en marzo ofreció a cada centro un plazo de seis meses para incluir sus «recetas» en un Plan de Prevención y Atención que recibirá el visto bueno definitivo a la vuelta de vacaciones.
El peligroso «paseo» que protagonizó el viernes un hombre armado -luego resultó que la pistola era simulada- por las urgencias del Hospital de La Princesa ha vuelto a provocar las críticas de los profesionales sanitarios, que reclaman más inversiones en materia de seguridad para controlar los casos de violencia contra el personal de los centros.
De momento, son ya veinticuatro los hospitales que han respondido con sus propuestas a la petición de la Consejería. El resto -faltan seis- deberán hacerlo antes de que finalice septiembre. Después, será una comisión de seguimiento la que evalúe todas las medidas y elabore un informe definitivo, que será el que se lleve a la práctica. Sin embargo, y a tenor de la documentación remitida, los responsables de Sanidad ya se han hecho una idea de la situación.
Entre las propuestas de los hospitales que se pondrán en marcha figura la generalización de los circuitos cerrados de videovigilancia en aquellas áreas en las que se puede generar «más nerviosismo» -como es el caso de los servicios de urgencias- y la puesta en servicio de más dispositivos de alarma. Además, se mantendrá una «comunicación directa» con las Fuerzas de Seguridad del Estado, que les permita intervenir en el menor plazo posible de tiempo.
El incremento del número de agentes de seguridad privada es otra de las medidas que se pondrá en práctica, aunque Sanidad asegura que «se hará en casos concretos, no de forma generalizada». De hecho, los responsables de la Consejería insisten en que no sería viable solucionar los «brotes» de violencia a golpe de seguridad privada. «Los hospitales son servicios públicos, de puertas abiertas, en los que no puedes colocar a varios agentes ante el servicio de urgencias y convertirlos en cárceles», asegura un portavoz del departamento.
Mejorar la señalización
Sí se pondrá el acento, en cambio, en la mejora de las infraestructuras, una de las medidas solicitadas por los hospitales. Así, se instalará la cita previa en todos los centros, aumentarán los puntos de información y las señalizaciones y se retirarán las barreras arquitectónicas. «Todo ello -comentan- reducirá el nerviosismo de pacientes y familiares, que a veces desemboca en algo más».
Fuente: ABC
11.08.04

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.