Puertorriqueños protestan por intervención electoral de EE.UU.

Decenas de miles de puertorriqueños participaron este lunes en una «marcha por la dignidad» para protestar por la intervención de un tribunal estadounidense en las disputadas elecciones para elegir un gobernador.
Las boletas mixtas parecen favorecen al candidato oficialista, Aníbal Acevedo.
La marcha tuvo como fin repudiar la orden dictada el pasado martes por el juez federal Daniel Domínguez para que no se adjudiquen unas 30.000 boletas que tienen tres marcas y parecen favorecer al candidato oficialista, Aníbal Acevedo, del Partido Popular Democrático (PPD).
La policía aseguró que a la concentración asistieron entre 20.000 y 25.000 personas.
Los manifestantes portaron banderas de Puerto Rico y cargaron pancartas en las que respaldaban la adjudicación de los votos mixtos, conocidos como «pivazos».
En las disputadas boletas «pivazos», los electores marcaron tres cruces, una bajo el emblema del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP) y junto a los candidatos a la gobernación y comisaría residente en Washington del PPD.
Los comicios para la gobernación se celebraron a principios de mes.
La Comisión Estatal de Elecciones (CEE) asegura que los votos son mixtos, por lo que los pivazos son válidos.
Pero el opositor Partido Nuevo Progresista (PNP) demandó a la CEE y al PPD ante una corte federal.
Justicias paralelas
Por ser un Estado Libre Asociado de los Estados Unidos, en Puerto Rico funcionan de forma paralela y alternativa la justicia local y la federal, o estadounidense.
Noel Colón Martínez, ex presidente del Colegio de Abogados y organizador de la marcha, declaró a la agencia de prensa EFE que «por ser ley de Puerto Rico, es a ese tribunal (al Supremo) al que le corresponde resolver las controversias sobre los problemas electorales de Puerto Rico».
El opositor Partido Nuevo Progresista presentó la demanda ante una corte federal.
Agregó que la corte estadounidense actúa «sin jurisdicción».
El presidente de la CEE recurrió al Primer Circuito de Apelaciones en Boston para que dejara sin efecto el dictamen de Domínguez, pero el tribunal intermedio otorgó hasta el miércoles al PNP para que ofrezca su versión.
Si los votos en las boletas «pivazos» no son adjudicados, el candidato del PNP, Pedro Rosselló, ganaría las elecciones.
Rosselló quedó en segundo lugar tras el primer conteo de votos el pasado 2 de noviembre. Acevedo Vilá lo superó por 3.800 sufragios.
Mientras, el juez Domínguez reanudó este lunes el caso de los votos mixtos.
En Puerto Rico se le critica a Domínguez haber llegado a una decisión sin antes escuchar toda la prueba.
También se han mostrado videos televisivos en los que aparece Domínguez junto al candidato Rosselló.
El juez federal ha aclarado que no ha determinado si los votos en controversia son válidos o no.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.