Rodríguez Orejuela extraditado

GERARDO REYES y GONZALO GUILLEN
El Nuevo Herald
Autoridades colombianas informaron a entidades antinarcóticos de Estados Unidos que todo está listo para enviar al sur de la Florida a más tardar el sábado a Gilberto Rodríguez Orejuela, cabecilla del Cartel de Cali, una de las organizaciones del narcotráfico más poderosas del mundo, según informaron a El Nuevo Herald fuentes federales y del gobierno de Colombia.
La decisión de enviar al narcotraficante de 65 años, quien se encuentra en precaria situación de salud, se produjo el viernes a pocas horas de que el presidente de Colombia, Alvaro Uribe Vélez, firmó el decreto que ordena su extradición.
Si todo sale como está previsto, explicaron la fuentes, el avión de la DEA, un lear-jet, decolará de Dallas y hará una escala en Guantánamo antes de aterrizar en Bogotá.
Un médico colombiano fue autorizado para abordar el avión con el fin de atender a Rodríguez, quien padece de deficiencias cardiacas.
Entre los pasajeros también estará el agente Edward Kacerosky, de la oficina de Inmigración y Aduanas, (ICE) quien durante más de 15 años ha recaudado evidencias contra los cabecillas de la organización de Cali.
»Ahora todo depende solamente de la logística», dijo una de las fuentes.
Rodríguez, conocido como El Ejedrecista por su comportamiento frío y cerebral, está acusado en la corte federal de Miami de dirigir desde la prisión en Colombia varias operaciones para introducir cocaína a Estados Unidos y sufragar los gastos de colaboradores suyos presos en la Florida que podrían declarar en su contra.
Junto a su hermano Miguel, Gilberto está ademas sindicado de haber ordenado la muerte de un ejecutivo de una empresa petrolera colombiana que tenía conocimiento del envío de un cargamento de cocaína camuflado en en contenedores de plástico.
Los hermanos y el hijo de Miguell, William, tienen además cargos de narcotráfico pendientes en el distrito sur de Nueva York.
Ambos encausamientos aluden a actividades ocurridas después de diciembre de 1997, fecha en la cual se restauró la extradición entre Colombia y Estados Unidos.
El historial criminal de más de 20 años de la organización de Cali está colmado de nexos de complicidad con sectores de la política, la justicia, las fuerzas armadas y de policía, el deporte, el espectáculo y la iglesia de Colombia y otros países.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.