EE.UU.: se equivocan quienes no apoyan la guerra contra el terrorismo

EFE
WASHINGTON.- El Gobierno de EEUU ha hecho, tres años después de los atentados del 11-S, una extensa defensa de la guerra que lanzó contra el terrorismo. Según el secretario de Defensa, Donald Rumsfeld, quedará demostrado que los que no defienden la guerra contra el terrorismo están «equivocados». Además, estas declaraciones coinciden con el aniversario de los seis meses del 11-M.
El secretario de Defensa, Donald Rumsfeld, trazó este viernes una comparación entre cómo estaba el mundo antes del 11-S y cómo está ahora, y resaltó que el régimen talibán ya no existe y buena parte de los líderes de Al Qaeda han sido capturados o muertos.
Además, destacó que el régimen de Sadam Husein ha desaparecido y sus hijos están muertos, mientras que Libia ha puesto fin a sus programas de armas de destrucción masiva y se ha desmantelado la red de tráfico nuclear del científico paquistaní A.Q. Jan.
Rumsfeld, en un discurso en el Club Nacional de Prensa de EEUU, criticó el «falso confort» que el mundo tenía el 10 de septiembre de 2001, que fue «el último día en que Estados Unidos no entendía la amenaza» del terrorismo islámico.
El tercer aniversario de los atentados llega mientras buena parte del Partido Demócrata en la oposición insiste en que la invasión y ocupación de Irak no tenía que ver con la guerra contra el terrorismo.
La guerra «merece la pena»
La campaña de Irak ha costado más de 200.000 millones de dólares, y la cifra de soldados estadounidenses muertos supera ya el millar, además de otro centenar fallecidos en Afganistán.
Rumsfeld reconoció que la pérdida de vidas es algo terrible, pero insistió en que «la guerra es algo feo que siega vidas».
El jefe del Pentágono dejó claro que «el mundo civilizado» ya había superado la cifra de 1.000 muertos «hacía mucho», tras enumerar una larga lista de atentados cometidos por extremistas islámicos en la última década.
Por ello, Rumsfeld insistió en que la guerra contra el terrorismo (en la que EEUU inscribe Irak) «merece la pena» a pesar de los sacrificios que genera.
«Quienes sugieren lo contrario no sólo están equivocados, sino que se demostrará que lo están», afirmó tajantemente el jefe del Pentágono, en su habitual tono cortante hacia los críticos.
El tercer aniversario del 11-S llega, además, después de que el presunto «número dos» de Al Qaida, Ayman el-Zawahri, apareció este jueves en una cinta de vídeo en la que se burló de las tropas estadounidenses y subrayó que la derrota les persigue en todos los frentes de lucha con los «muyahidin» (guerreros islámicos).
La consejera de Seguridad Nacional de EEUU, Condoleezza Rice, considera que la grabación es «un recordatorio de que Al Qaeda sigue siendo una amenaza».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.