Mancuso opuesto a extradición de líderes de las AUC

Bogotá. El máximo jefe paramilitar colombiano, Salvatore Mancuso, advirtió que está dispuesto a finalizar el proceso de paz con el Gobierno y retomar las armas si se persiste en extraditar a Estados Unidos a los líderes de esos escuadrones de autodefensa.
El posible envío a Estados Unidos, bajo cargos de narcotráfico, de los paramilitares se ha convertido en la espada de Damocles de las negociaciones de paz entre el gobierno del presidente Alvaro Uribe y los ultraderechistas, señaló DPA.
«Si no hay claridad a futuro con la situación de narcotráfico no avanzaríamos con más desmovilizaciones porque es más fácil devolverme, recoger lo poco que quedó de las tropas que no se han desmovilizado, meterme en el monte y morirme de viejo o que me mate la ley, a que cuando yo termine la negociación y pague la cárcel en Colombia me lleven a Estados Unidos», dijo Mancuso en una grabación difundida por el noticiero de televisión Noticias Uno.
Su pretensión va en contravía de lo que espera la Casa Blanca, que ha manifestado su rechazo a estos grupos a los que califica como «narcoterroristas».
Las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) han respondido con infructuosos llamados al Gobierno estadounidense para que se adhiera al diálogo y a la búsqueda de una solución al problema del narcotráfico, mientras que el Gobierno colombiano ha dejado entrever que el tema de la extradición está supeditado a un cambio de actitud por parte de esa organización armada.
La Corte Suprema de Justicia autorizó hace dos semanas la extradición a Estados Unidos bajo cargos de narcotráfico de Mancuso.
El propósito de enmienda o acto de contrición, como lo llama el presidente Alvaro Uribe, es la solución que propondrá a la hora de explicar qué hará para que los pedidos de extradición no den al traste con el proceso de paz o con las relaciones con Estados Unidos, su principal socio y patrocinador de la guerra que libra contra las guerrillas y el narcotráfico.
En ese sentido, el ministro de Interior y Justicia, Sabas Pretelt, dijo que a las personas que estén en procesos de paz se les suspenden las órdenes de captura para que puedan negociar sin contratiempos.
El Gobierno colombiano admitió que son nueve los jefes de las AUC que afrontan solicitudes de extradición a Estados Unidos bajo cargos de narcotráfico, cuatro de ellos del equipo negociador de los paramilitares: Salvatore Mancuso, Rodrigo Tovar, Pablo Mejía y Ramiro Vanoy.
El comisionado gubernamental de Paz, Luis Carlos Restrepo, aseguró que las autoridades estadounidenses también reclaman a los ultraderechistas Pablo Sevillano, Hernán Giraldo, Francisco Javier Zuluaga y Juan Sierra. El grupo de extraditables lo completa Carlos Castaño, desaparecido misteriosamente desde el 15 de abril de 2004.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.