Joven enfrentará juicio por asesinato en escuela de Florida

MIAMI – Un adolescente de 14 años acusado de matar a su compañero en el baño de su escuela puede ser juzgado a pesar de tener una enfermedad mental, determinó un juez el miércoles.
Michael Hernández está acusado de homicidio en primer grado por la muerte – ocurrida el 3 de febrero – de Jamie Gough, también de 14 años, cuyo cadáver fue encontrado en la cabina de un inodoro.
El juez Henry Leyte-Vidal determinó que Hernández comprende los cargos contra él, que ha mostrado «un comportamiento apropiado en la sala del tribunal» y es capaz de testificar. El juez reconoció que Hernández tiene una enfermedad mental no especificada, pero escribió que ésta no interfiere con su capacidad de enfrentar un juicio.
Dos expertos contratados por la defensa dijeron al juez en julio que Hernández sufre un desorden mental grave y no entiende los alegatos. Dos expertos designados por la corte no estuvieron de acuerdo en el diagnóstico, señalando que el acusado sería capaz de enfrentar el juicio.
El abogado de Hernández, Richard Rosenbaum, señaló que no ha decidido si apelará la decisión. «Estoy asombrado de que alguien pueda decir que este chico es capaz (de enfrentar los cargos)», exclamó.
Rosenbaum ha dicho que planea realizar una defensa por demencia. El adolescente enfrenta una sentencia automática de cadena perpetua si es declarado culpable.
Gough sufrió más de 40 heridas de cuchillo en el cuello, cara y manos. Hernández confesó haber realizado el ataque luego que lo sacaran de su clase con la ropa manchada de sangre.
Un diario encontrado en la mochila de Hernández esbozaba planes de matar a Gough y a otro muchacho. El otro joven no sufrió daños.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.