Más de 33 heridos por disturbios en Caracas

Al menos 33 personas resultaron con heridas de balas y otros proyectiles durante los disturbios fomentados ayer en el centro de Caracas por vendedores informales, quienes se opusieron al desalojo de sus puestos por parte de la Policía del Municipio Libertador.
La información aportada a las 2:00 pm por el centro de emergencias del Cuerpo de Bomberos Metropolitanos indicaba que los afectados presentaron en su mayoría heridas al ser alcanzados por los perdigones de goma usados por los efectivos policiales para el control del orden público.
No obstante, por lo menos 10 personas presentaron heridas de bala, y fueron trasladadas de emergencia al hospital José María Vargas. El director de ese centro, Manuel Rojas, informó por vía telefónica que los lesionados más graves fueron José Toro, Gregorio Brito, Yamileth Lozada, Wendy Medina, Omar Martínez, Rafael Pérez, Santiago Millán, Rafael Hernández, Indira Padilla, José Noguera y Luis Alberto Batista. Otras tres personas no habían sido identificadas en ese centro asistencial para el momento de la redacción de esta nota.
Ante la posibilidad de que colapsara el servicio de emergencia de la institución, otros lesionados fueron referidos a los centros hospitalarios de la Universidad Central de Venezuela, Catia, Coche y Lídice. A la hora de cierre no se habían reportado muertes.
El alcalde del Municipio Libertador, Freddy Bernal, informó mediante un boletín de prensa que tres personas fueron detenidas cuando portaban explosivos del tipo Bin Laden, y anunció que serían presentadas ante los tribunales el propio miércoles. Sus nombres no fueron suministrados. Sin embargo, en la Policía del Municipio Libertador señalaron que el número de presos asciende a 31, 7 de ellos menores de edad.
Los enfrentamientos entre los comerciantes y los uniformados comenzaron en la avenida Universidad pasadas las 8:00 am. Los primeros protestaron por el desmantelamiento de sus puestos y la confiscación de la mercancía. Muchos señalaban que se habían aprovisionado el fin de semana ante la proximidad de las ventas navideñas, y que habían llegado a un acuerdo con las autoridades municipales para permanecer en la calle hasta el mes de enero.
A las 9:30 am los buhoneros hicieron barricadas sucesivas entre las esquinas de Corazón de Jesús, Coliseo y Chorro. Para ello utilizaron los restos de sus propios puestos, así como las bases de los avisos luminosos y otras instalaciones que pudieron desprender. Muchos se cubrieron las caras con sus propias franelas.
Desde sus trincheras lanzaron cohetones y otros detonantes hacia los alrededores de la Asamblea Nacional, a la plaza El Venezolano y hacia la esquina de Salvador de León, donde se apostaron los funcionarios policiales. Los enfrentamientos obligaron a los bomberos a mover su puesto de comando desde la avenida Universidad hasta la esquina de Gradillas, detrás del cerco policial.
Incendios y saqueos A las 11:00 am los gases lacrimógenos habían dispersado a los grupos de comerciantes.
Alrededor de 50 se movieron hacia las esquinas de Peinero y San Lázaro. Intentaron saquear un almacén que aún tenía las puertas abiertas. Pero la oposición de otros buhoneros, así como la acción de los dueños del local impidió que la mercancía fuese sustraída.
Posteriormente, tomaron por la fuerza dos autobuses que cubrían la ruta entre Parque Central y Caricuao, los estacionaron al final de la avenida Bolívar y los incendiaron. La pérdida de estos vehículos fue total. Agentes de la Policía Metropolitana tuvieron que desviar el tránsito frente a la plaza Parque Carabobo.
El uso de armas de fuego se hizo notorio en la avenida Universidad hacia las 12:30 pm.
Los disparos esporádicos iban dirigidos hacia los que iniciaron la protesta, en sentido oeste–este. Según el director del hospital Vargas, los heridos por proyectiles comenzaron a llegar a ese centro a partir de la 1:00 pm.
En ese momento, un grupo se introdujo en la tienda Korda Modas, ubicada en la avenida Baralt, y logró sustraer gran cantidad de mercancías. Pero la acción vandálica no pudo continuar debido a la intervención de efectivos de los destacamentos 54 y Móvil 51 de la Guardia Nacional, quienes tomaron posiciones en toda esa vía hasta Quinta Crespo.
A las 4:00 pm, el director de la Policía Metropolitana, coronel (GN) Manuel Escalona Pérez, informó que la situación estaba plenamente controlada. En ese momento, algunos buhoneros intentaban reinstalar sus puestos cerca de Parque Carabobo y en los alrededores de la plaza El Venezolano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.