Cuba realiza sus más grandes maniobras militares

Miami. Los «gigantescos» ejercicios militares que realizará Cuba a partir de hoy ante supuestos intentos de invasión por parte de Estados Unidos en realidad buscan apuntalar a Raúl Castro, sucesor designado de Fidel Castro, dijeron expertos y exiliados cubanos.
«Son un intento por fortalecer el rol de los militares», declaró Jaime Suchlicki, director del Instituto de Estudios Cubano-Americanos de la Universidad de Miami, citó DPA.
66% de la economía cubana «está a cargo de los militares y por tanto ellos son los responsables de garantizar la estabilidad en Cuba una vez que muera Fidel Castro», explicó Suchlicki.
Las autoridades antillanas anunciaron que desde hoy y hasta el 19 de diciembre decenas de miles de soldados y ciudadanos serán movilizados en una operación denominada Bastión 2004 para exhibir los aprestos de la Isla en caso de una invasión estadounidense.
El diario The Miami Herald atribuyó a funcionarios estadounidenses haber asegurado que los temores cubanos son absurdos, pero aun así Fidel Castro realiza los ejercicios «quizás para fortalecer sus Fuerzas Armadas o tal vez para mejorar la imagen de Raúl Castro».
Para el rotativo floridano, la movilización tendría por objeto desviar la atención de la población de sus penurias económicas dando la impresión de que el gobierno de 45 años sigue en firme control del poder, pese a los 78 años de edad de su líder, quien se halla en una silla de ruedas desde su aparatosa caída accidental hace un mes, que le ocasionó fracturas en una pierna y fisuras en un brazo.
Desilusión isleña
Un profesor universitario contactado por el Herald en La Habana destacó que el pueblo cubano «ve estos ejercicios con desilusión, como un mecanismo de control. Muchos lo ven como una forma de elevar el perfil de Raúl Castro».
«Es una promoción pública de la imagen de Raúl. Un intento de crear una percepción de la sucesión», dijo el entrevistado, cuya identidad no reveló el rotativo.
Alcibíades Hidalgo, ex embajador de Cuba en Naciones Unidas y quien fue secretario personal de Raúl Castro, declaró que «un sector significativo de la población en Cuba no cree en un eventual ataque de Estados Unidos».
«Lo triste es que se trata del mismo mensaje de siempre: esperar una invasión que se teme desde hace 45 años y que no se materializa», señaló Hidalgo, quien desertó en 2002 y desde entonces vive en Miami.
Entretanto, la Unión Europea se apresta a evaluar mañana su estrategia en relación con la Isla luego de la liberación «goteada» de disidentes encarcelados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.