Juez procesa a Pinochet por el plan Cóndor

El juez chileno Juan Guzmán procesó al ex gobernante de Chile, Augusto Pinochet, por las violaciones a los derechos humanos cometidas durante el llamado Plan Cóndor.
El magistrado descartó los informes médicos sobre la presunta mala salud de Pinochet para enfrentar juicio y lo colocó bajo arresto domiciliario.
El ex mandatario encara acusaciones de ser uno de los principales responsables por las acciones coordinadas por varios servicios de inteligencia de gobiernos militares latinoamericanos, durante la década de los años 70 para perseguir y eliminar a disidentes políticos.
Guzmán optó por enjuiciar al ex jefe del ejército chileno a pesar de que pruebas neurológicas practicadas en septiembre pasado lo declararon no apto para enfrentar juicio.
Dos decisiones
El juez Guzmán colocó a Pinochet bajo arresto domiciliario.
En palabras del juez Guzmán, Pinochet «entiende bien las preguntas» y «está en condiciones de ser procesado».
En declaraciones a la BBC, explicó: «Se trata de dos decisiones. Una de ellas es declararlo (a Pinochet) apto para ser sometido a juicio. Esto sobre la base de apreciaciones personales sobre sus respuestas; la congruencia en ellas, sobre la lógica y comprensión de cada una de las preguntas».
El juez añadió: «La segunda decisión es su procesamiento, y aquí hay una serie de antecedentes, testimonios, instrumentos públicos, decretos leyes (…) y con todos los antecedentes que tengo estimé que reunía los sufientes para someter a proceso al general Pinochet».
«Abuso»
Los cargos por los que Pinochet tendrá que responder son nueve secuestros permanentes y un homicidio calificado.
En respuesta a la decisión del juez, el abogado Pablo Rodríguez, quien forma parte de la defensa de Pinochet, declaró que el general se dispone a apelar y expresó que el fallo forma parte de una persecución política contra su defendido.
«Esto es un abuso contra los derechos humanos más elementales de una persona, que es procesada sin tener ninguna posibilidad de defenderse personalmente como pertenece a cualquier chileno», declaró Rodríguez.
«Todo Chile sabe que el general Pinochet ha sido perseguido constantemente (por el juez Guzmán)», añadió el abogado.
«Un precedente»
Los familiares de detenidos y desaparecidos calificaron el procesamiento de «histórico».
Por otra parte, Viviana Díaz, presidenta de la Agrupación de Familiares de Detenidos-Desaparecidos, calificó el procesamiento de «histórico y trascendental».
Díaz dijo que la decisión «es muy importante porque sienta un precedente de que cuando existe la voluntad de investigar de acuerdo a los antecedentes que obran en los tribunales de justicia desde hace 30 años, es posible llegar a procesar a los inculpados».
En igual sentido se manifestó el abogado de derechos humanos, Eduardo Contreras, para quien «es un fallo además de tremenda importancia en materia de derecho penal internacional, en tanto se trata de un delito que compromete a las policías de otros estados de continente».
Contreras añadió: «Me parece que con esto Chile se agranda en su camino de búsqueda y verdad y justicia y es algo que recibimos con enorme alegría».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.