Reclutan a militares retirados de Colombia para trabajos en Irak

Agence France Presse
BOGOTA
Ex miembros de la Policía y del Ejército de Colombia están siendo reclutados para proteger oleoductos, gasoductos y personal de empresas privadas en Irak, así como para reforzar las labores de las tropas estadounidenses.
Según una investigación del diario El Tiempo, un ex militar colombiano –que se identificó como empleado de Halliburton Latinoamérica, filial de la multinacional petrolera Halliburton Co.– citó el pasado 2 de diciembre a varios ex uniformados para ofrecerles un trabajo en ese país.
Ese día, en una lujosa oficina del norte de Bogotá, se encontraron 25 oficiales y suboficiales recién retirados de las Fuerzas Militares colombianas que tras ser elogiados por su desempeño en el combate a grupos guerrilleros y paramilitares, recibieron la propuesta de un contrato de trabajo en Irak.
»La oferta es muy buena», dijo uno de los participantes en la reunión que reveló que a cambio de prestar sus servicios de vigilancia a la infraestructura y personal iraquí, les ofrecían un contrato de trabajo a un año, con posibilidad de prorrogarlo por seis meses más.
El contrato para los mercenarios colombianos incluiría un salario mensual de $7,500 (18 millones de pesos), la posibilidad de tener vacaciones pagas, cada tres meses, en cualquier nación europea, y un seguro de vida por $60,000 (150 millones de pesos).
No obstante, una de las cláusulas les advierte que si deciden abandonar la misión antes de lo pactado, tendrán que reintegrar hasta el último dólar.
A los convocados se les explicó que su trabajo en Irak consistiría en »estar preparados para cualquier agresión» y que sus destinos serían Bagdad, Mosul, Faluya y Basora.
»Muchos de quienes se quedaron vienen siendo sometidos a rigurosos estudios médicos y de seguridad. Otros, ya alistan maletas para viajar a Bagdad a mediados de enero, y un puñado partió hace apenas 48 horas. El viernes viajaron 16», añadió El Tiempo.
Citando una fuente de la estatal Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada, el diario asegura que esa entidad »tiene conocimiento de reclutamiento de capital humano colombiano» ya que, dice, «su experiencia en combate del terrorismo, el crimen y la delincuencia organizada está siendo aprovechada en Irak».
Voceros de Halliburton Co. –dirigida durante cinco años por el hoy vicepresidente de Estados Unidos, Dick Cheney, y blanco de polémicas– negaron al diario tener relación con este tipo de reclutamiento aunque dijeron conocer casos de personas que se han marchado al Medio Oriente, incluso ex empleados suyos.
»Aquí llaman a preguntar pero no tenemos nada que ver con el tema … Nosotros sí hemos enviado personal operativo y administrativo a Irak, pero es de nuestra planta», aseguró uno de los empleados de esa multinacional.
El vocero de Halliburton manifestó su malestar porque «alguien esté usando su nombre para realizar esta tarea».
Recientemente medios estadounidenses han revelado el reclutamiento de personal civil y militares retirados para reforzar a las tropas aliadas en Irak, así como el apoyo logístico de empresas especializadas.
»Esta es la primera evidencia que se tiene de estas actividades en Colombia. Se calcula que en la actualidad este ejército privado –en el que también hay chilenos, españoles, surafricanos, irlandeses y ahora colombianos– alcanza los 10,000 efectivos, cerca de uno por cada 10 marines», concluyó el diario.
»Cada vez es más frecuente que los gobiernos utilicen a este tipo de personal para desempeñar ciertas labores de riesgo y así evitar que sus fuerzas militares sean afectados por el conflicto. Además, nuestra mano de obra es calificada y por eso muy atractiva», aseguró, por su parte, el politólogo Alfredo Rangel.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.