2,5 toneladas de cocaína incautan en puerto venezolano

El Comando Especial Antidrogas de la Guardia Nacional localizó aproximadamente 176 panelas de clorhidrato de cocaína, cuyo peso es de 2 toneladas y media, en las inmediaciones del puerto de La Guaira. La droga procedía de Colombia y tenía como destino la ciudad de Veracruz en México.
El general Miguel Ramírez González, comandante general de la Guardia Nacional, informó que tras arduas labores de inteligencia que se iniciaron hace tres meses fue posible frustrar la exportación del cargamento del alcaloide: “Hace 5 días ingresaron en el puerto de La Guaira los 2 contenedores que contenían la carga y desde la noche del lunes pasado se inició una revisión exhaustiva que permitió hallar el alijo”.
Las panelas fueron cubiertas con mostaza y pimienta con la intención de que no fuesen detectadas por los perros antidrogas; estaban identificadas con un papel similar a un dólar y otras con la inscripción Ferrari. Estos paquetes fueron introducidos en compartimientos entre láminas galvanizadas para techos (acerolit) y cubiertos a la vez con plomo para burlar los controles que se llevan a cabo en la aduana marítima con equipos de revisión no intrusiva —rayos X—.
Ramírez dijo además que en el procedimiento fue detenida una persona de nacionalidad venezolana que supuestamente puede ofrecer información sobre la organización de narcotraficantes que está detrás del cargamento.
Trascendió que el manifiesto de exportación de la carga también puso en alerta a los funcionarios, pues había algunas inconsistencias. Las mafias implicadas en el tráfico falsificaron los sellos de Resguardo Nacional y del Comando Especial Antidrogas de la Guardia Nacional, que son dos requisitos indispensables para que sea autorizada la salida del país de los contenedores.
“La empresa dueña de la exportación es una compañía fantasma identificada con el nombre de Transporte y Almacenadora Ruta Positiva. Este es un modus operandi que frecuentemente emplean estas mafias”, comentó.
El comandante general de la GN también reconoció que en el momento en que era transportado por un montacarga uno de los contenedores se rompió y esto facilitó la ubicación de los narcóticos. El caso fue remitido a los fiscales Carolina Estupiñán, Julio Bonett, Cristian Quijada y Antonio Denes.
En la rueda de prensa improvisada en la sede del Destacamento 58 de la Guardia Nacional, en La Guaira, el general Ramírez declaró que una vez más Venezuela es utilizada como puente para el tráfico de estupefacientes. “Esto es obra de una organización trasnacional, pero todavía no hemos vinculado el alijo con ningún nombre en específico”, dijo.
Se supo que la supuesta mercancía de exportación en la que estaba camuflada la droga fue preparada en una ciudad del interior del país. Se presume que primero tocaría puerto mexicano y luego continuaría su camino hacia Estado Unidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.