Escándalo de corrupción en Brasil

Una comisión parlamentaria que investigó durante dos años un caso de lavado de dinero en Brasil recomendó que 91 personas fuesen enjuiciadas.
Lo que comenzó como una investigación sobre los manejos de un banco provincial en el sur del país, el llamado caso Banestado, se convirtió en una de las mayores investigaciones de corrupción en la historia de Brasil.
Más de un millón y medio de transacciones financieras efectuadas entre 1996 y el año 2002 fueron examinadas.
El informe sostiene que durante el período estudiado, al menos US$30.000 millones fueron transferidos ilegalmente fuera de Brasil para evadir impuestos.
Los nombres de los presuntos implicados fueron puestos a la orden de la fiscalía.
Entre los acusados en el informe preliminar sobre el caso figuran un ex alcalde de Sao Paulo, el presidente de una cadena comercial, y Gustavo Franco, el ex presidente del Banco Central de Brasil.
Franco es acusado de torcer las reglas de las llamadas cuentas CC5 a través de las cuales el dinero fue movilizado.
El ex presidente del Banco Central del período de Cardozo sorprendió cuando dejó el gabinete abruptamente.
Franco, quien era un alto funcionario del gobierno anterior, niega que haya obrado mal.
Parlamentarios de la oposición aseguran que las acusaciones están políticamente motivadas y que el comité evitó tocar a funcionarios que trabajan para el actual gobierno.
Según Steve Kingstone, corresponsal de la BBC en Sao Paulo, el informe Banestado podría ser modificado antes de que se le dé la aprobación final en el parlamento brasileño.
Luego pasará a ser jurisdicción de los tribunales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.