Gobiernos centroamericanos analizan problemas de seguridad

Los asuntos de seguridad que conlleva el proceso de integración centroamericana despierta preocupación a Estados Unidos por las facilidades que suponen la eliminación de controles fronterizos para las bandas del crimen organizado.
Que se dispare el tráfico de drogas o personas que llevan como destino su territorio, o incluso que se filtre un terrorista por las fronteras centroamericanas, son las preocupaciones para el gobierno estadounidense.
Las autoridades centroamericanas que se empeñan por lograr la integración del área también deben dedicar esfuerzos a mejorar sus sistemas de seguridad entre los temas de la integración.
El canciller salvadoreño Francisco Laínez expuso al inaugurar junto a sus colegas de la región la reunión preparatoria para la XXV Cumbre Ordinaria del Sistema de Integración Centroamericana, que esos asuntos están incluidos en el denominado Plan Centroamérica Segura.
Laínez declaró que en la Cumbre hay un espacio en el que «se van a conocer los avances en temas centroamericanos de seguridad».
El tema se discute como »una colaboración entre los diferentes países para identificar los problemas comunes, como los problemas con los menores pandilleros y la violencia en general», indicó.
Abarca medidas conjuntas para prevenir la violencia provocada por las pandillas o maras y el combate a actividades del crimen organizado como la trata y tráfico de personas y el narcotráfico, especificó.
Centroamérica es usada por carteles de la droga colombianos para llevar su producto a Estados Unidos o aprovechado por traficantes de personas que traen migrantes ilegales desde Sudamérica o lugares tan lejanos como China.
El jefe de la oficina en Guatemala de la agencia antidrogras de Estados Unidos Michael O’Brien criticó recientemente la eliminación de controles en las fronteras centroamericanas que implica la unión aduanera.
Esa medida complica la lucha al narcotráfico pues la droga puede ser transportada con mayor facilidad entre Guatemala y El Salvador.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.