MiG-29 en maniobras cubanas

La Habana. Aviones caza MiG 29 y unos 400.000 reservistas se integraron a las tropas regulares cubanas que participan en el ejercicio militar Bastión 2004, el mayor que se haya realizado en Cuba en los últimos 10 años.
Las maniobras, que paulatinamente involucrarán a millones de efectivos el próximo sábado y domingo, tienen el objetivo de demostrar a Estados Unidos la «unidad, capacidad y preparación defensiva de los cubanos», según el alto mando de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), citó DPA.
«Jamás nos sorprenderá el enemigo. Un ejercicio para preservar la paz», destacó un titular de cinco columnas en letras rojas y negras del diario oficial Granma, con informaciones sobre las maniobras, que se extienden a los 169 municipios de las 14 provincias del país y el municipio especial de Isla de la Juventud.
Informaciones de los noticieros de la televisión estatal mostraron desde el pasado domingo a miles de reservistas, la mayoría con experiencia en la guerra por haber cumplido misiones en Angola y Etiopía, y otras naciones de Africa, recogiendo sus armas y uniformes en instalaciones militares protegidas bajo tierra.
Desde hace años, el gobierno del presidente Fidel Castro lleva a cabo una sistemática labor de construcción de túneles para proteger los medios de combate, incluida la aviación, tanques y artillería, así como a la población civil.
La mayor de las Antillas está dividida en 1.400 «zonas de defensa» con capacidad para actuar con independencia en caso de guerra.
Esos hombres, que utilizan técnicas de guerrilla, cuentan entre su armamento con fusiles Alejandro, que disparan granadas antitanque, y los Mambí, con potencia para perforar blindajes gruesos, así como minas antipersonales y antitanque.
Además, las FAR poseen lanzadores de cohetes antiaéreos, denominados Flecha, guiados por calor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.