Pistolas Taser centro de la polémica

VIVIANA MUÑOZ
El Nuevo Herald
La muerte de un residente de Broward, identificado como Kevin M. Downing, ocurrida luego de recibir la descarga eléctrica de un Taser, reavivó la candente polémica sobre el uso de este tipo de armas tranquilizantes. La policía alega que no está claro que ésa haya sido la causa del deceso y espera los resultados de los exámenes forenses.
El uso de las armas Taser ha estado bajo la mirilla, después de que la policía de Miami-Dade la utilizara contra dos niños, de 6 y 12 años.
»Lamentablemente éste es el segundo caso donde se ha utilizado esta arma (en adultos) y la persona fallece, aunque en la primera situación el uso de la cocaína fue el causante del deceso», afirmó el portavoz policial de Hollywood, Carlos Negrón, refiriéndose al caso de un homeless muerto en el 2002.
El vocero afirmó que tendrán que esperar a los resultados de la autopsia para poder establecer que provocó la muerte de Downing, lo que podría tardar de dos días a más de una semana.
Según la policía, Downing, de 36 años, se tornó muy agresivo cuando miembros del Departamento de Rescate de Hollywood se acercaron a él porque su furgoneta blanca estaba estacionada en contravía, bloqueando tres vías de la calle Sheridan. Algunas personas habían llamado al 911 para informar de que conducía de manera errática.
El hecho ocurrió el miércoles, alrededor de las 7:45 p.m. a la altura del 7400 de la calle Sheridan. »Estaba bloqueando el tránsito y una unidad de Rescate que estaba en el área vio al van y pensó que se trataba de un accidente y se acercó para ayudar», declaró el portavoz Negrón.
»Tan pronto se acercaron, lo escucharon decir cosas incoherentes», agregó. »Cuando trataron de ayudarlo, salió bruscamente del vehículo e intentó agredirlos, y entonces ellos llamaron a la policía», señaló el portavoz.
Según los agentes, cuando llegaron, los amenazó físicamente y hubo un altercado.
»Los policías trataron de apaciguarlo porque estaba muy alterado pero todo fue en vano, y respondió con violencia», indicó Negrón.
El vocero explicó que, dada la estatura del hombre, de 6’3» y de unas 280 libras de peso, una agente mujer, de 5’2» y 120 libras de peso, decidió que era necesario utilizar su pistola M-26 Taser.
»El Taser no tuvo efecto y hubo que controlar al hombre físicamente por los agentes y trasladado al Hospital Regional de Hollywood para evaluarlo», afirmó Negrón.
Downing murió en la sala de emergencia. »Desconocemos las razones, pero se investigan», precisó el vocero.
Downing, con domicilio en 11303 Lakeview Drive, Coral Springs, era oriundo de Nueva York.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.