Suiza investiga cuentas de los Salinas

Agence France Presse
GINEBRA
La justicia suiza remitirá a México información complementaria sobre las investigaciones acerca de las relaciones del clan Salinas con la banca helvética, que mantiene bloqueados cerca de $150 millones pertenecientes a familiares del ex presidente Carlos Salinas, anticipó a la AFP el juez federal Paul Perraudin, a cargo del caso.
»Los tribunales mexicanos han pedido copia de ciertos documentos sobre el expediente que le delegáramos hace más de dos años», precisó el magistrado.
Perraudin aseguró que el envío «está en curso de preparación».
»Esperamos que de esta manera ayudemos a que se produzca una condena en México, lo cual posibilitaría la restitución de los capitales bloqueados en Suiza», indicó.
Los fondos del clan Salinas en la banca helvética eran de $105 millones en 1995, pero se calcula que –con los intereses devengados desde ese momento– en la actualidad ascienden a $150 millones.
Este anuncio se produce pocas semanas después del asesinato en México de Enrique Salinas, uno de los hermanos del ex presidente Carlos Salinas de Gortari, quien había depositado unos $7 millones en dos cuentas suizas, según fuentes cercanas a la investigación.
Una de esas cuentas fue abierta a nombre de una sociedad instrumental denominada Monacen, que había sido fundada en Vaduz, Liechtenstein.
Esa cuenta operaba en el banco Julius Baer de Zurich, cuyo derechohabiente, o sea su propietario económico, era Enrique Salinas.
La segunda cuenta fue abierta en el Banque Genevois de Gestion de Ginebra, bajo el número 903.212, por la sociedad de fantasía panameña Petra.
La titular de esa cuenta es Adriana Lagarde de Salinas, esposa del extinto Enrique Salinas, pero en la cual éste tenía un poder de administración, por lo cual podía disponer del dinero.
Al respecto, los informes bancarios en Suiza indican que Enrique Salinas transfirió esos $7 millones desde dos de sus cuentas en México: la 505.452-3 en el Banco Casa de Bolsa PROBURSA, y otra en la sucursal Coyoacan del Bancomer.
Ambas cuentas, de acuerdo a lo averiguado por funcionarios suizos, habían sido presuntamente alimentadas con dinero proveniente de la corrupción.
Por esa razón, el juez Perraudin envió en junio del 2002 el sumario a México para se establezca si el origen del dinero es lícito o ilegal.
Las sospechas trasmitidas por el juez Perraudin a las autoridades mexicanas hace dos años, se basan en que al menos una parte de esos $7 millones fueron provistos por Ernesto Sentíes Hoyos, responsable de la administración de los »fondos reservados» durante el gobierno de Carlos Salinas de Gortari.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.