Avisos telefónicos no fueron suficientes para advertir la tragedia en el sudeste asiático

ELMUNDO.ES
Un padre y su hija observan una de las playas afectas en Phuket (Tailandia). (Foto: AP)
NOTICIAS RELACIONADAS
MADRID.- El devastador terremoto que ha afectado a todo el sudeste asiático provocó una cadena de maremotos en el Océano Índico que en cuestión de horas ha afectado a millones de personas. Algunos expertos han afirmado que si hubiese existido una red de alerta similar a la que existe en el Pacífico hubiera sido posible dar la alerta a los lugares más remotos para evitar que las olas causaran miles de muertos, incluso pese a la velocidad de los maremotos, según el New York Times.
La red del Pacífico ha funcionado en varias ocasiones. En tan sólo 15 minutos, por ejemplo, se puede enviar una alerta desde las Islas Hawaii a los 26 países miembros de dicha red de alerta, incluido Tailandia e Indonesia, para realizar la evacuación de las costas ante la inminente llegada de una ola destructiva.
No obstante, en el Índico esta red no existe. Los avisos telefónicos no fueron suficientes para activar planes de emergencia, ya que ni siquiera existían, debido a la carencia de dicha red de alerta.
De hecho, los expertos afirman que fuera del Océano Pacífico, donde el fenómeno de los tsunamis es relativamente frecuentes, no hay previstos planes de evacuación, algo fundamental para salvar vidas.
Y eso que ha habido multitud de avisos, algunos de ellos muy recientes. El pasado mes de junio, en una reunión de la Comisión Intergubernamental Oceanográfica, los expertos concluyeron que «el Océano Índico tiene un riesgo significativo de sufrir maremotos, tanto locales como de origen remoto», y recomendaba la creación de la red de alerta.
Desde el siglo pasado
Uno de los primeros esfuerzos para alertar a las comunidades costeras de la llegada de maremotos nació en los años 20 del pasado siglo en Hawaii. El dispositivo se reforzó en 1946, tras un gran terremoto en las Islas Aleutianas que causó un inesperado tsunami que barrió Hawaii, y causó cerca de 150 muertes. En 1948, EEUU creó el Centro de Alerta de Maremotos del Pacífico, que se convirtió en red internacional desde 1965.
Cualquier terremoto submarino con fuerza superior a 6.5 puede provocar un maremoto. Con que exista el riesgo de una sola ola formándose en las profundidades se activa la alarma.
Los expertos son tajantes. «No existen razones por las que deba haber un solo muerto a causa de un maremoto», asegura el Doctor Murty, un experto de la India. «Las olas son completamente predecibles, y tenemos tiempo de avisar a todo el Pacífico. En cuanto al último terremoto, la ola tardó cuatro horas en llegar a las costas de la India, tiempo suficiente para dar la alerta».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.