Uribe propuso cumbre con Chávez para ventilar caso del "canciller" de las FARC

Bogotá. Una reunión «cara a cara», para resolver la crisis diplomática desatada a raíz de la captura del dirigente guerrillero Rodrigo Granda, le propuso el presidente de Colombia, Alvaro Uribe Vélez, a su homólogo venezolano, Hugo Chávez, este sábado. Así lo aseguró el secretario de Información y Prensa de la Casa de Nariño, Ricardo Galán, en declaraciones ofrecidas a AP.
«El presidente Uribe estaría dispuesto a discutir el tema en alguna cumbre presidencial multilateral», dijo Galán.
El portavoz precisó que el escenario para el encuentro Uribe-Chávez podría ser la reunión de los presidentes del Grupo de Río, de la Comunidad Andina de Naciones, de la Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno o cualquier otra cita a la que acudan ambos mandatarios.
Galán aseveró que Uribe quiere que la conversación con su par venezolano sea «una discusión política, en el marco de una cumbre presidencial y frente a los demás presidentes», en la cual también espera tratar asuntos como la seguridad y el combate al terrorismo.
Por su parte, el presidente Chávez le habría asegurado al representante opositor neogranadino Gustavo Petro, con quien conversó telefónicamente, que «está dispuesto a que se tiendan puentes» con el gobierno de Bogotá, pese a «la molestia» que tiene por el caso Granda, informó la agencia DPA, la cual citó al semanario colombiano El Espectador.
La diatriba entre Colombia y Venezuela es vista con preocupación por Perú, país que preside el Consejo Andino, afirmó el ministro de Asuntos Exteriores de ese país, Manuel Rodríguez Cuadros, informó Reuters. El vicepresidente del opositor Polo Democrático Independiente, Alvaro Argote, anunció que la Comunidad Andina busca concretar una reunión de cancilleres para mediar en la tensa situación entre sus dos miembros.
La crisis en las relaciones diplomáticas y comerciales, la más grave desde el ingreso de la corbeta Caldas al golfo de Venezuela en 1987, estalló como consecuencia de la captura del llamado «canciller» de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en diciembre pasado, la cual, según el gobierno de Chávez, fue producto de «un secuestro» realizado en Caracas.
El viernes, durante su discurso anual ante la Asamblea Nacional, el presidente Chávez anunció la suspensión del intercambio comercial entre Venezuela y Colombia, hasta tanto el gobierno del vecino país no se excuse de violar la soberanía nacional, lo cual no ocurrió, pues horas después el presidente Uribe emitió un comunicado donde rechazó cualquier vulneración al territorio venezolano y defendió el derecho de su país a perseguir a los terroristas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.