Reunión de cancilleres de Colombia y Venezuela para limar asperezas

Lima.- La crisis diplomática que ha enfrentado en las últimas semanas a los gobiernos de Colombia y Venezuela puede solucionarse en las próximas horas en Lima, donde los cancilleres de ambos países han mantenido reuniones sobre el asunto, informaron a Efe fuentes políticas y diplomáticas de la Comunidad Andina.
La canciller colombiana, Carolina Barco, y su colega venezolano, Alí Rodríguez, se reunieron en la sede limeña de la Comunidad Andina para tratar el conflicto que, según un portavoz de la CAN, está prácticamente solucionado.
Barco comentó a los periodistas antes de la cita que los dos países andinos están »en el mejor entendimiento y el diálogo va por muy buen camino».
»Estamos buscando una salida para los dos, pero no habrá disculpas», dijo la canciller colombiana al referirse a las exigencias del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, tras la captura en ese país del integrante de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) Rodrigo Granda.
La encargada de negocios de Venezuela, Veronica de Arámburu, dijo al respecto, que el problema »es entre países hermanos, bolivarianos» y remarcó que »se va a resolver dentro de la familia, que son los países andinos».
Posteriormente, Barco y Rodríguez se reunieron durante 15 minutos en la que efectuaron consultas telefónicas simultáneas.
Un portavoz de la Comunidad Andina señaló que el conflicto diplomático »hoy se va a solucionar dentro del espacio creado por los países andinos».
Destacó la labor mediadora del canciller de Perú, Manuel Rodríguez Cuadros, quien, participará en las próximas horas en una presentación ante la prensa de Barco y Rodríguez en la que se anunciará la solución del conflicto.
Los cancilleres de Colombia y Venezuela aprovecharon una reunión del Consejo Andino de Ministros de Relaciones Exteriores con el vicepresidente chino, Zeng Qinghong, para tratar las diferencias entre sus países.
Entregaron grabaciones
Caracas.- El diario El Tiempo, de Colombia, publicó hoy que el gobierno de ese país entregó a la Cancillería venezolana más de ocho horas de grabaciones en video a ex guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y del Ejército de Liberación Nacional (ELN), en las que relatan cómo operan en la zona fronteriza con Venezuela.
Las grabaciones se habrían realizado a mediados de enero por funcionarios de la Presidencia a desmovilizados que se mantuvieron durante más de cinco años en los grupos irregulares, al lado de los jefes insurgentes que operan en la región fronteriza.
La información fue confirmada a El Tiempo por fuentes de inteligencia militar que la calificaron de «vital y reciente», pues varios de los testimonios pertenecen a ex guerrilleros que abandonaron las organizaciones ilegales en los últimos cuatro meses.
De acuerdo a los testimonios, el Frente 10 de las FARC opera en la zona de Cañitos, Victoria y Puerto Lleras, en el estado Apure. Asimismo, acusan a miembros de la Guardia Nacional acantonados en el Teatro de Operaciones No. 1, de negociar armas por cocaína, según publica El Tiempo.
Los ex guerrilleros identificaron a uno de ellos como «el teniente Calzadilla», quien habría entregado el pasado agosto 40 fusiles Fall y ametralladores M-61 a un miembro de ese frente, identificado como «Misael», quien estaría bajo protección de las «Fuerzas Bolivarianas Chavistas» en la región del río Sarare.
También acusan al Frente 10 de las FARC del secuestro de al menos tres venezolanos, uno de ellos, de apellido Soler, fue liberado en agosto pasado en Aguachica (Cesar) tras pagar mil millones de pesos como rescate.
Asimismo, el Frente 16 de las FARC manejaría dos pistas clandestinas ubicadas en Orza y Caño Rico, en límites con el Vichada, según los testimonios referidos por el diario El Tiempo. Desde allí se harían envíos de cocaína hacia Estados Unidos y Centroamérica.
Los testimonios señalan que el Frente 33 de las FARC tiene presencia en Venezuela con las columnas móviles «Arturo Ruiz», «29 de mayo», «La Galvis» y «Unidad Catatumbo». Esta última contaría con 70 hombres ubicados en el Río Oro, Estado Táchira, al mando de alias «Rubén Zamora».
Por su parte, ex miembros del ELN aseguran que aunque esa guerrilla no tiene campamentos en Venezuela, sí hay conexiones con militares venezolanos que permiten el paso de guerrilleros para cobrar vacunas y extorsiones, intercambio de droga por munición y para ingresar vehículos robados, refiere el diario neogranadino.
En la frontera operarían el frente «Domingo Laín» y la «Comisión Camilo Cienfuegos». Según un ex guerrillero, por el sector de Isla Reinera, en Arauca, ese grupo ingresa a Colombia entre 10 y 15 camionetas robadas semanalmente, principalmente Blazer y Toyota 4.5.
Los testimonios presuntamente entregados por Colombia a Venezuela -de acuerdo a El Tiempo- indicarían que el ELN pagaría a militares y miembros de la Guardia Nacional un impuesto de «internación», que les permite mover los vehículos por la zona sin que aparezcan reportados como robados.
Los ex guerrilleros aseguran que hay grupos insurgentes en los municipios venezolanos de El Amparo, Guasdualito, Guafritas y la Victoria, al mando de un guerrillero conocido como «El Diablo».
En los videos que según El Tiempo fueron entregados por Colombia a la Cancillería venezolana, los ex insurgentes también asegurarían que un venezolano, identificado como Elí Carrillo, se encarga de atender a guerrilleros heridos o enfermos en clínicas ubicadas en San Cristóbal y La Soledad, en el estado Táchira; La Villa, a media hora de Maracaibo, e incluso en Caracas.
Estos testimonios fueron acompañados de grabaciones interceptadas a guerrilleros, fotografías aéreas e informes de inteligencia adicionales a la lista de diez jefes de la guerrilla que, según el Gobierno, viajan con frecuencia a Venezuela.
Los documentos están en poder de las autoridades venezolanas desde el pasado 20 de enero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.