Convocan a concurso para mejorar seguridad aeropurtuaria en España

AENA, el ente público propietario de la red de aeropuertos españoles, ha logrado finalmente salirse con la suya. Todas las compañías significativas del sector de la seguridad han presentado distintas ofertas al los 21 concursos convocados para adjudicar los servicios de vigilancia privada en otros tantos aeropuertos españoles. La fecha de entrega de las propuestas finalizó el jueves y los ofertantes han sido 29. El presupuesto inicial para la prestación del servicio en las 21 terminales durante cuatro años era de 204 millones. La lista de las compañías licitantes es la siguiente: Garda Servicio, Seguridad Integral Canaria, Eulen, Securitas, Trablisa, UTE de Trablisa y Visobren, Segur Ibérica, Cetisa, Segurisa, Vinsa, Falcon, Provinen, Black Star, Prosegur, Esobe, Prosetenicsa, LPM, Casesa, Cess, Sansa, Seguriber, ICTS, Sabico, alerta y control, Ceres, Express, Prosintel, Blindados G. N. y Gessco.
La presencia en estos concursos de las empresas más grandes del sector como son Securitas, Prosegur o Eulen, es una prueba inequívoca de que AENA ha logrado romper el boicot que estas compañías y la mayoría de sus homólogas agrupadas en la patronal Aproser plantearon a otro concurso anterior convocado en 2003. En aquella ocasión salía a licitación la seguridad de los 44 aeropuertos de la red por 74 millones al año. En los pliegos se establecía como requisito para concurrir a la licitación la presentación de un aval para cubrir riesgos en caso de desastres por guerra o terrorismo.
La patronal Aproser y las principales compañías del sector de vigilancia se negaron a presentar ofertas asumiendo los riesgos de firmar un aval por un montante conjunto de 1000 millones y el concurso se cerró con 13 licitantes, la mayoría de tamaño pequeño y mediano. AENA adoptó una solución salomónica. Primero, optó por adjudicar la seguridad en 22 terminales en noviembre pasado. Segundo, decidió repetir el concurso en otros 21 aeropuertos. De este proceso ha quedado excluido el aeropuerto de Madrid-Barajas cuya seguridad saldrá a concurso dentro de seis meses cuando se inauguren las nueva terminales.
Cambio de actitud ante ‘el nuevo talante’ Desde Aproser, patronal que aglutina a las principales compañías de seguridad privada, ha habido un giro contundente en su postura. Hasta el pasado año, la mayoría de ellas no aceptaban los requisitos del concurso de AENA en los que se exigía la presentación de un aval para cubrir los riesgos en casos de atentado terrorista o guerra. Las grandes compañías insisten ahora que su cambio de actitud no obedece a modificaciones en el pliego, porque -explican- ‘no ha cambiado nada del mismo, ni siquiera el punto de la polémica’. Argumentan que su decisión reciente de acudir a la convocatoria de seguridad obedece más ‘a un cambio de talante’ de los nuevos responsables del organismo, y a su mayor flexibilidad a la hora de dialogar, que, de alguna forma, dicen, tranquiliza sus temores en el peor supuesto.
Fuente: CINCO DÍAS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.