FARC anuncia ofensiva nacional

Bogotá. Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) anunciaron el fin de su repliegue estratégico y el comienzo de una serie de ataques contra el «régimen» del presidente colombiano, Alvaro Uribe, que incluyen objetivos en las principales ciudades.
En una entrevista con telenoticiero Noticias Uno, el portavoz rebelde Raúl Reyes señaló que los ataques del pasado 1 de febrero a las tropas en Iscuandé (suroeste) y Mutatá (noroeste), que dejaron 34 militares muertos, son el inicio de la nueva política insurgente para acabar con la política de seguridad implementada por el mandatario, indicó DPA.
«Esto no es sino el principio de lo que se hará en el país contra el régimen de Alvaro Uribe. El aún sigue soñando con la paz arrasada, denunciamos que más que nunca nuestras milicias bolivarianas, nuestros combatientes más expertos en guerra concentrados en cada rincón del país y el Partido Clandestino darán fin a su política de seguridad democrática», dijo el insurgente.
Reyes señaló que impartieron nuevas órdenes a todos los frentes de las FARC para acabar con la política de seguridad de Uribe.
Según el líder rebelde, la Policía y el Ejército le mienten al país cuando dicen que están ganando la guerra y que tienen garantizado el control del orden público en todo el territorio colombiano.
«Los combates de las FARC con las tropas del Estado en Caquetá, Guaviare, Meta, Huila, Tolima, Cauca, Nariño, Antioquia y demás lugares del territorio nacional son prueba indiscutible de las consecuencias del conflicto interno en nuestra patria», añadió Reyes.
Tras la posesión de Uribe, el 7 de agosto de 2002, las FARC optaron por guardar silencio, no dar golpes y limitarse a enviar comunicados en los que fijaron su posición en torno al canje de rehenes por guerrilleros presos y cuestionando la política de seguridad implementada por el mandatario a su llegada al Gobierno.
Ese silencio y la poca actividad militar llevaron a los analistas de diversas corrientes a concluir que las FARC habían iniciado un repliegue táctico.
Entretanto, unos cuatro militares colombianos murieron y otros cinco resultaron heridos al pisar un campo minado instalado por las FARC en una zona rural del Municipio de Dabeiba (noroeste).
El ataque se registró en momentos en que los rebeldes iniciaron una arremetida en diversos puntos de Colombia.
Mientras, otros dos soldados murieron en un ataque con explosivos también ejecutado por un comando de las FARC en Puerto Toledo, población situada a 168 kilómetros al sur de Bogotá.
Tres años en manos de la guerrilla
Cautiverio
Ingrid Betancourt cumple el próximo miércoles tres años de cautiverio en manos de las FARC, y sus familiares y simpatizantes organizan actos de solidaridad en Bogotá y en París.
Captura
La política fue capturada, en 2002, cuando intentaban llegar a la zona desmilitarizada para las fallidas negociaciones de paz de entonces entre el Gobierno y la guerrilla.
Uribe: no habrá repliegue
Bogotá.- El presidente de Colombia, Álvaro Uribe, afirmó hoy en Bogotá que «jamás habrá repliegue» en la decisión de los colombianos de derrotar el terrorismo, dijo Efe.
«Aquí hay toda la fortaleza para derrotarlo», ratificó Uribe al responder a la guerrilla de las FARC, que el pasado fin de semana advirtió de que había entrado en una nueva escalada armada.
El de Colombia es un «terrorismo rico», dijo el presidente, y admitió de que, en tal condición, «no lo vamos a derrotar fácilmente».
«Hemos pagado un sacrificio muy alto», continuó Uribe, que habló con la prensa tras reunirse con el gobernador de la Florida, Jeb Bush, y cerca de 180 empresarios de ese estado norteamericano, que este lunes abrieron una visita de dos días a Bogotá.
El presidente agregó que «con nuestra decisión de derrotar el terrorismo y de implementar esa decisión todos los días, vamos a honrar ese sacrificio, para que las nuevas generaciones de colombianos puedan vivir felices en este país».
En unas declaraciones divulgadas el sábado pasado por «Noticias Uno», informativo de la televisión pública, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) notificaron que habían salido del repliegue que mantuvieron en los últimos dos años.
Según el portavoz principal del grupo insurgente, «Raúl Reyes», alias de Luis Edgar Devia, todos los combatientes de las organización recibieron la orden de que incrementaran las actividades insurgentes.
El jefe rebelde explicó que se trata de una escalada para demostrar que las fuerzas regulares no están ganando la guerra, como lo sostienen el Gobierno y los altos mandos militares.
Las FARC pusieron en marcha a comienzos de mes una serie de ataques contra la fuerza pública que han dejado casi cuarenta efectivos muertos y otros treinta heridos, la mayoría de ellos en asaltos en el sur y el noroeste del país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.