Detenido sospechoso de masacre en Honduras

SUZANNE GAMBOA
Associated Press
WASHINGTON – Un hombre buscado por el gobierno hondureño en conexión de una masacre en que murieron 28 personas en un autobús fue detenido este mes en Texas, dijo el miércoles el Departamento de Seguridad Interior.
Las autoridades dijeron que el hombre, Ebner Aníbal Rivera Paz, alias Franko Jairo Rivera Hernández, era el presunto jefe de la pandilla Mara Salvatrucha, o MS-13, en Honduras.
La pandilla centroamericana, que tiene gente también en Estados Unidos, es considerada violenta y las autoridades temen que ayuden a introducir a terroristas de al-Qaida a territorio estadounidense.
Rivera Paz fue detenido el 10 de febrero por la patrulla de caminos tejana unos 160 kilómetros al norte de la frontera con México y entregado a la Patrulla de Fronteras. Una investigación en la que participó el FBI confirmó que era buscado por el gobierno de Honduras, dijo Seguridad Interna en un comunicado.
Las autoridades sospechan que participó en la masacre perpetrada en un autobús el 23 de diciembre en las afueras de San Pedro Sula, 200 kilómetros al norte de Tegucigalpa.
En el autobús viajaban principalmente trabajadores que regresaban a sus hogares y otras personas que realizaban sus compras navideñas.
Hombres armados interceptaron el autobús y dispararon a su interior y alrededor. Los pasajeros eran 56, en su mayoría mujeres y niños.
En un mensaje que dejaron en el parabrisas del autobús, los atacantes se identificaron como un grupo revolucionario hasta entonces ignoto que se opone a la pena de muerte. Las últimas ejecuciones en Honduras se realizaron en los años 50.
Funcionarios de seguridad estadounidenses y centroamericanos están reunidos en San Salvador para discutir cómo impiden que se extienda la pandilla.
El subsecretario de Seguridad Interior, James Loy, dijo al Congreso la semana pasada que informes de inteligencia sugerían que al-Qaida estudiaba cómo entrar a Estados Unidos a través de la frontera mexicana, aunque no había datos contundentes. Dijo que además de al-Qaida, «vemos la aparición de otros grupos amenazantes y pandillas como MS-13 que serán factores desestabilizantes».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.