EE.UU. incrementó presupuesto antidrogas

RUI FERREIRA
El Nuevo Herald
Estados Unidos y sus aliados en Latinoamérica decomisaron el año pasado 248 toneladas métricas de cocaína en proceso de entrar al país y sacaron de los canales de distribución otras 430 toneladas métricas, más de la mitad de la producción mundial de la droga, reveló ayer la Casa Blanca.
Según el más reciente informe anual »Estrategia Nacional de Control de Drogas», dado a conocer ayer en Miami por el llamado zar antidrogas, John P. Walters, el director de la oficina antinarcóticos de la Casa Blanca, «esto sucedió pese al constante movimiento de recursos y personal hacia otras áreas relacionadas con la seguridad nacional».
»Es un buen trabajo, el éxito es enorme y debe alentarnos», dijo Walters en una conferencia de prensa realizada en el juzgado estatal de Miami.
El zar antidrogas dijo que el presidente George W. Bush ha pedido al Congreso, en el marco del presupuesto federal del 2006, un incremento de $268 millones al presupuesto de la lucha contra las drogas, lo cual representa 2.2 por ciento más que el año pasado.
La propuesta de presupuesto contempla:
• $3,360 millones para combatir drogas dentro de la nación.
• $3,250 millones para tratamiento e investigación.
• $2,880 millones para luchar contra la entrada de estupefacientes al territorio nacional.
• $1,560 millones para prevención e investigaciones.
• $1,370 millones para programas internacionales, incluyendo combatir los narcotraficantes y la erradicación de cultivos.
El incremento se encuentra dentro del máximo de 1.5 por ciento impuesto por la Casa Blanca a los incrementos presupuestales de los gastos no obligatorios.
En términos generales, según el informe, el decomiso de drogas a nivel mundial ha ido en ascenso; de hecho subió de 280 toneladas métricas en 1999 a las 430 el año pasado, lo cual ha sido posible gracias a un aumento en la colaboración entre Estados Unidos y los países afectados, como Colombia, Perú y Ecuador.
»Con Venezuela tenemos la colaboración dentro de lo posible, teniendo en cuenta las condiciones actuales. El líder actual [de Venezuela] es un problema», dijo Walters sin dar más detalles.
Sin embargo, el informe presentado precisa que en Venezuela, Ecuador, Panamá y Brasil, las autoridades estadounidenses han detectado la plantación de »muy pocas cantidades» de hoja de coca.
El zar antidrogas enfatizó que el gobierno del presidente colombiano Alvaro Uribe ha reducido en un tercio el potencial de producción de cocaína en su país, y Perú acabó con 15 por ciento de las áreas cultivadas de hoja de coca.
Walters dijo que las cifras indican que el consumo de drogas entre los jóvenes ha disminuido sensiblemente en los últimos años, y atribuyó el hecho a la fuerte campaña antinarcóticos que se ha desarrollado en las escuelas.
»Entre el 2001 y el 2004 sacamos a unos 600,000 jóvenes de las drogas», informó.
En términos locales, Walters dijo que su oficina asignará este año $7 millones a Miami-Dade para planes educacionales antinarcóticos incluyendo la llamada »corte de las drogas», un programa desarrollado en el tribunal estatal donde los consumidores primerizos o juveniles reciben amonestaciones públicas y son enviados a programas de rehabilitación en vez de ser sancionados a penas de cárcel.
Según otro informe de la oficina del zar antidrogas, en el primer semestre del 2003, la policía de la Ciudad de Miami hizo 3,327 detenciones relacionadas con drogas, lo cual representa mucho menos de la mitad del número efectuado el año anterior.
Los crímenes relacionados con los narcóticos disminuyeron en la Ciudad de 7,1196 en el 2001 a 3,327 en el primer semestre del 2003, según las últimas estadísticas disponibles.
rferreira@herald.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.