Estudiante mató a sus abuelos y a 7 compañeros de clases

Associated Press
RED LAKE, Minnesota
Un estudiante de una secundaria mató primero a sus abuelos en su casa y a continuación a otras siete personas en su escuela, y mientras disparaba »sonreía y saludaba con la mano», dijeron las autoridades y testigos.
El atacante fue hallado muerto de un balazo poco después.
Es la peor matanza en una escuela en Estados Unidos desde el ataque en Columbine en 1999.
Poco después murieron dos estudiantes que quedaron heridos de gravedad. Otros 12 estudiantes estaban heridos.
Sus compañeros le imploraban para que dejara de disparar.
»Se podía escuchar a una niña diciéndole: `No, Jeff, detente, detente. Déjame tranquila. ¿Qué haces?», relató Sondra Hegstrom al diario The Pioneer.
El ataque ocurrió ayer en la escuela Red Lake High School, en el extremo norte del estado de Minnesota, muriendo inicialmente cuatro estudiantes, un profesor y un guardia de seguridad, dijo el portavoz del FBI, Paul McCabe, en una conferencia de prensa en la ciudad de Minneapolis.
McCabe se abstuvo de establecer conexión entre el sospechoso y la pareja muerta en una vivienda, pero el jefe de bomberos de Red Lake, Roman Statley, indicó que eran abuelos del atacante.
Statley indicó que el abuelo había sido policía y que sus armas fueron usadas en el tiroteo.
Los estudiantes muertos fueron hallados en un salón. Uno de ellos se cree que era el atacante, dijo McCabe. El funcionario no dio más detalles sobre la posibilidad de que éste se hubiera suicidado, y agregó que no deseaba hacer conjeturas sobre la causa.
Red Lake High School, que está situada en una reservación indígena, tiene 300 estudiantes. En la reservación, situada a 386 kilómetros de la capital estatal, reside la comunidad indígena Chippewa.
»Nadie hubiera pensado que este tipo de violencia podía ocurrir en nuestras comunidades,» dijo Vernon Bellencourt, un miembro de la reservación indígena.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.