Confirmada venta de armas españolas a Venezuela

IAN JAMES / AP
CARACAS
El presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció ayer que España venderá a Venezuela embarcaciones para la vigilancia costera y aviones para el transporte de personas. Añadió en rueda de prensa que los equipos «no tienen naturaleza ofensiva».
Expresó que las naves y aviones tienen un «objetivo fundamentalmente para vigilancia en las costas, para transporte de personas y por tanto representa una posición en defensa de la seguridad… del control marítimo de frontera, de la lucha contra el narcotráfico».
El gobernante español señaló que los criterios que utilizó España para vender los equipos a Venezuela «son exactamente iguales para todos los países, por supuesto incluido también Colombia».
España planea vender a Venezuela diez aviones de transporte C-295, cuatro corbetas y cuatro pequeñas naves para patrullar las costas, informó a la AP un funcionario del gobierno español que habló en condición de anonimato. Las embarcaciones y aeronaves serán para la Armada, y »no tendrá ninguna capacidad ofensiva», señaló el oficial español quien no precisó el monto de la operación.
El acuerdo para la venta de los equipos será suscrito hoy por Rodríguez Zapatero durante su visita a Caracas.
El presidente Hugo Chávez declaró que »no hay ninguna razón» para que la compra de estos equipos genere inquietud en Estados Unidos.
Chávez defendió la compra que realizará Venezuela a Rusia de 10 helicópteros y 100,000 fusiles de asalto del tipo Kalasnikov AK 103 y 104 señalando que todos los países del mundo tiene derecho a «renovar el armamento».
Indicó que ningún país vecino puede sentirse »agredido» por esas compras.
Dijo que las embarcaciones que comprarán a España serán empleadas para luchar contra el narcotráfico y el contrabando en el mar. Refirió que los aviones se utilizarán para el transporte de personas de sectores pobres.
Rodríguez Zapatero y Chávez participaron junto con los mandatario Luiz Inácio Lula da Silva de Brasil y Alvaro Uribe de Colombia en una cumbre que se realizó en la ciudad suroriental de Puerto Ordaz.
El Secretario de Defensa estadounidense, Donald Rumsfeld, manifestó la semana pasada inquietud por la adquisición de los equipos militares por parte Venezuela, e indicó que «no puedo imaginar que si (la compra) se produce sería bueno para el hemisferio».
De otro lado, el presidente Alvaro Uribe apeló a la ayuda internacional para lograr la paz en su país después de 40 años de guerra civil, expresándole a los gobernantes de Venezuela, Brasil y España que la violencia es muy difícil de enfrentar sin su ayuda.
»Un problema de esas dimensiones no lo resolvemos sin la ayuda de los vecinos», expresó Uribe.
Indicó que »le he dicho a estos grupos (las guerrillas), miren no hay afán de que ustedes se desmovilicen, se desarmen, pero eso sí, silencien las armas». Sostuvo que de cesar las »hostilidades» se crearían »condiciones» para llegar a la «desmovilización, su desarme y su reincorporación a la vida constitucional».
»La orden del gobierno es: quienes respeten el proceso de paz, avanzamos con ellos en ese proceso; quienes no lo respeten, los combatimos militarmente», agregó.
Al referirse a la propuesta del Ejército de Liberación Nacional (ELN) de reunirse con el gobierno colombiano en México, Uribe dijo que para que se dé el encuentro, el grupo guerrillero tiene que cesar las acciones violentas.
»Les pido a ustedes (dirigiéndose a Lula, Zapatero, Chávez) es que le hagan saber al ELN que es razonable, que mientras estemos en esas conversaciones la cesación de sus actividades militares sea general», añadió

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.