Ordenan prisión para 6 policías por masacre en Río de Janeiro

La justicia brasileña decretó la prisión temporaria de seis policías en conexión con el asesinato de 30 personas en las afueras de Río de Janeiro la semana pasada.
La orden judicial establece la detención durante 30 días. Otros tres oficiales de policía se encuentran en prisión por orden administrativa de 72 horas, cuyo plazo vence este miércoles.
El jefe de la policía de Río de Janeiro, Alvaro Lins, dijo que el principal sospechoso fue identificado por testigos como Carlos Jorge Carvalho.
De acuerdo a testimonios, Carvalho regresó a la escena del crimen poco después, según dijo, para «colaborar con los investigadores».
Los homicidas dispararon en forma indiscriminada en un recorrido entre los minicipios de Nova Iguazú y Queimados, que integran los suburbios del norte de Río de Janeiro, conocidos como Baixada Fluminense.
El martes, un hombre fue asesinado de cuatro tiros a la cabeza en la misma zona de la masacre. De acuerdo a fuentes citadas por la prensa brasileña, podría tratarse de una «advertencia» por parte de policías corruptos.
«Ejecuciones»
Expertos forenses citados en la prensa señalan que las víctimas fueron baleadas de pie, pero recibieron el tiro de gracia cuando se encontraban caídas, una característica típica de las ejecuciones que han tenido lugar en la ciudad.
De acuerdo al corresponsal de la BBC en Brasil, Tom Gibb, «las autoridades están trabajando bajo la hipótesis de que la masacre fue una muestra de fuerza en protesta por las drásticas medidas en contra de la corrupción y los escuadrones de la muerte dentro del cuerpo policial».
Los investigadores sospechan la vinculación de miembros de la Policía Militar que presuntamente integran verdaderos escuadrones de la muerte que actúan en la Baixada Fluminense.
La peor matanza cometida previamente en Río de Janeiro fue el 29 de agosto de 1993, cuando un grupo de policías asesinó a 21 personas en la favela o villa miseria de Vigario Geral, en represalia por el asesinato de cuatro compañeros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.