Madre de acusador de Jackson se niega a hablar de pagos

TIM MOLLOY
Associated Press
SANTA MARIA, California – La madre del acusador de Michael Jackson subió el miércoles al estrado de los testigos sin que el jurado estuviese presente e invocó su derecho constitucional de no declarar acerca de los pagos de bienestar social.
Los abogados defensores han cuestionado la credibilidad de la mujer, a la que acusan de sacar dinero a las celebridades y utilizar fraudes para recibir bienestar social.
El juez Rodney S. Melville dijo a los miembros del jurado, antes de que la mujer subiese al estrado, que la madre formularía declaraciones, pero que primero la entrevistaría sin su presencia en la sala del tribunal.
Cuando los jurados se marcharon, la madre prestó juramento y dijo al fiscal auxiliar Ron Zonen que invocaría su derecho a no hacer declaraciones que puedan perjudicarla.
Zonen dijo entonces al juez que tenía entendido que la mujer respondería a todas las preguntas salvo aquellas relacionadas con su solicitud de bienestar social y los pagos recibidos por ese concepto.
Melville preguntó específicamente a la mujer qué es lo que no quería tratar en sus declaraciones. «Todo lo que tenga que ver con la solicitud de bienestar social», dijo.
En su alegato inicial, el fiscal distrital Thomas Sneddon había dicho que la mujer admitiría haber recibido pagos de bienestar social a los que no tenía derecho.
La audiencia del miércoles puso fin a semanas de conjeturas acerca de cuándo los fiscales llamarían a la madre a declarar, y de si la mujer aceptaría prestar declaración en el caso.
Los abogados defensores sostienen que la madre fue la instigadora de un plan para que su hijo acusase falsamente a Jackson de abusos sexuales a fin de obtener dinero del astro pop.
Los abogados defensores opinan además que no debe permitirse a la madre prestar declaración en lo absoluto si rehúsa declarar acerca de los pagos de bienestar social. Pero el juez dijo a los miembros del jurado que la madre será el próximo testigo del proceso, lo cual indicaría que ha decidido permitir su testimonio, dijo la analista Anne Bremner, que observa el juicio.
El presunto fraude de bienestar social habría ocurrido en el condado de Los Angeles, donde vivía la madre. Si la mujer declara haber recibido pagos que no le correspondían, ello plantearía la posibilidad de iniciar una investigación penal de su caso.
Sin embargo, no se presentarían acusaciones formales en su contra mientras los funcionarios de bienestar social no completen la investigación, dijo Sandi Gibbons, portavoz de la fiscalía distrital del Condado de Los Angeles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.