34 oficiales de policía destituidos en Colombia

La procuraduría de Colombia destituyó a 34 oficiales de policía por el desvío de ayuda para lucha antinarcóticos.
Entre los sancionados se encuentran el general retirado Gustavo Socha, quien fue jefe de la policía antinarcóticos de Colombia, así como varios coroneles.
La mayor parte de los afectados ya se han retirado de la policía.
Según el organismo de control, los implicados desviaron para gastos personales o administrativos unos 2.700 millones de pesos (más de US$1 millón), que debían ser destinados para operaciones contra el narcotráfico.
En su decisión, la procuraduría indicó que «incluso algunos bienes fueron utilizados indebidamente en beneficio internacional, institucional o de terceros, en clara violación de las condiciones y requisitos acordados».
El dinero había sido donado por Estados Unidos dentro de un convenio suscrito hace una década con el gobierno colombiano y que ahora forma parte del llamado Plan Colombia.
Gran vergüenza
Jeremy McDermot, corresponsal de la BBC en Colombia, dijo que el hecho de que parte de la ayuda fuera robada por miembros de las fuerzas de seguridad ha causado gran vergüenza en el gobierno colombiano.
En el 2002, cuando estalló el escándalo, Estados Unidos suspendió temporalmente la ayuda económica para la lucha contra las drogas.
Con más US$600 millones anuales, Colombia es uno de los mayores receptores de ayuda estadounidense.
La procuraduría general dictaminó que los oficiales destituidos no podrán ocupar cargos públicos por cinco años.
El organismo público no puede imponer sanciones penales sino administrativas.
Los sancionados pueden apelar la decisión.
Según el periódico El Tiempo, el ex general Gustavo Socha calificó la decisión de «dura y triste» y dijo tener su «conciencia tranquila».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.