Claves del caso contra López Obrador, alcalde de México DF

El desafuero del jefe de Gobierno de la Ciudad de México Andrés Manuel López Obrador ha polarizado a la opinión pública y ha acentuado la efervescencia política en el país.
López Obrador fue desaforado pero no ha perdido el cargo.
López Obrador, del centro-izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD) encabeza, según las encuestas, la preferencia del electorado para los comicios presidenciales de 2006.
El funcionario fue despojado de su inmunidad para enfrentar un proceso por presunto desacato de una orden judicial.
López Obrador asegura que se trata de una jugada política para eliminarlo de la carrera presidencial, pero fuentes de gobierno insisten en que se trata de un asunto netamente judicial.
Sobre los antecedentes del caso BBC Mundo conversó con Miguel Eraña, especialista en derecho de la Universidad Iberoamericana:
——————————————————————————–
Andrés Manuel López Obrador está acusado por desobedecer la orden de un juez para detener la construcción de una calle
Andrés Manuel López Obrador está acusado por desobedecer la orden de un juez para detener la construcción de una calle que daría acceso al hospital privado ABC en la zona poniente de la ciudad conocida como Santa Fe, una de las de mayor plusvalía en la capital. El terreno en discordia denominado El Encino, era reclamado en propiedad por la empresa inmobiliaria Promotora Internacional Santa Fe.
El litigio comenzó en el año 2000 cuando quienes se ostentaban como dueños solicitaron un juicio de amparo contra el decreto de expropiación promovido por el gobierno del Distrito Federal. El juez aceptó la demanda de la inmobiliaria y ordenó al gobierno de la capital que detuviera cualquier trabajo de construcción en el predio, ante ello las autoridades capitalinas apelaron la decisión del juez, misma que fue rechazada, por lo que tuvieron que abrir el acceso rodeando el predio El Encino.
¿Cuáles son los cargos que se le imputan?
El 30 de agosto de 2001, el Juez Noveno de Distrito en Materia Administrativa, Álvaro Tovilla, determinó que el Gobierno del Distrito Federal estaba violando el amparo otorgado a los dueños de El Encino.
Fue entonces que ordenó a la Procuraduría General de la República iniciar una averiguación por el delito de abuso de autoridad en contra del jefe de gobierno.
Pero no fue sino hasta el 19 de mayo del 2004 cuando la PGR solicitó a la Cámara de Diputados un juicio de procedencia en contra del alcalde Andrés Manuel López Obrador para retirarle la inmunidad.
¿Por qué el desafuero?
si alguno de los gobernantes o legisladores está acusado de algún delito, primeramente el Congreso debe retirarle el fuero
Todos los servidores públicos que han sido elegidos por el voto popular cuentan con la inmunidad denominada «fuero», si alguno de los gobernantes o legisladores está acusado de algún delito, primeramente el Congreso debe retirarle el fuero a eso le llamamos: desafuero.
En este caso Andrés Manuel López Obrador, que está acusado del delito de abuso de autoridad, fue desaforado por la Cámara de Diputados para ponerlo a disposición del juez a efecto de que determine, mediante un proceso, si violó o no la ley.
El juicio de desafuero tardó casi un año en culminar, luego de que la Sección Instructora de la Cámara de Diputados aprobara dar inicio al procedimiento de desafuero en donde después de un análisis los miembros de la Instructora votaron a favor de que se llevara a cabo el juicio con el pleno de la Cámara.
Fue entonces que el 7 de abril 360 de los 500 diputados que conforman la Cámara Baja votaron a favor de desaforar al gobernante de la ciudad.
¿El desafuero implicó también el despojo de su cargo?
El juicio de procedencia al que fue sometido López Obrador no representa que haya perdido el puesto
El juicio de procedencia al que fue sometido López Obrador no representa que haya perdido el puesto, sólo le retiraron el fuero, por eso el Jefe de Gobierno sigue manteniendo el cargo.
Los efectos de la resolución de la Cámara en el caso específico de un juicio de desafuero, tiene como objeto sólo el poner a disposición de las autoridades correspondientes al alto cargo y una vez que éstas determinen su situación jurídica entonces se define si el funcionario permanece o no el puesto.
Entonces López Obrador sigue siendo Jefe de Gobierno pero sin fuero y lo va a hacer hasta que el juez lo arraigue a su causa y eso se hace a través del auto de formal prisión que rinde efectos plenos.
Esto quiere decir que cuando el juez libera un auto de formal prisión, en ese momento inicia el proceso y el Jefe de Gobierno no es que pierda el cargo, sólo se suspende el ejercicio del cargo.
¿Cuándo lo pierde? Lo perderá eventualmente si el juez al terminar el juicio completo, emite una sentencia condenatoria y en ese momento, por Ley, también perdería sus derechos políticos que le impedirían contender por la presidencia de México en 2006.
¿Existen en México antecedentes de un caso como éste?
Es la primera vez que sucede ésto, porque normalmente cuando se hacen obras públicas se expropia y sea quien sea el dueño se le da una indemnización y no pasa nada
Es la primera vez que sucede ésto, porque normalmente cuando se hacen obras públicas se expropia y sea quien sea el dueño se le da una indemnización y no pasa nada.
Sin embargo ante la decisión del juez de suspender la obra y por el supuesto desacato que se dio, el curso de las acciones cambió y se llegó al grado que estamos viendo ahora del desafuero del gobernante de la ciudad más importante del país.
Existen dos controversias presentadas ante Corte por este asunto, ¿de qué se tratan?
La Asamblea Legislativa del Distrito Federal, donde hay mayoría perredista (hay que recordar que López Obrador es del Partido de la Revolución Democrática, PRD) se inconformó ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación a través de una controversia constitucional.
Con ella pretende que la Corte revierta lo acordado en la Cámara de Diputados pues asegura que extralimitó sus funciones y violó preceptos constitucionales al ordenar que el Jefe de Gobierno sea separado del cargo, además de ponerlo a disposición del Ministerio Público.
Pero también la Cámara de Diputados presentó otra controversia en contra de lo que asegura la Asamblea argumentando que tiene todas las facultades para hacer lo que hizo.
La Corte les dio entrada a ambas, eso hasta el momento es una buena señal, ahora tendremos que esperar qué resuelve y tardará de dos a cuatro meses en hacerlo.
¿Es este un asunto político o jurídico?
Desafortunadamente el caso se ha politizado por ambas partes, por un lado López Obrador ha intentado capitalizar la posición mediática que le da el ser el acusado, aunado esto por sus aspiraciones políticas.
Y por otro lado vemos a un gobierno que evidentemente, aunque lo niegue, está manejando políticamente la situación con el afán quizá de hacer a un lado a un personaje que le está haciendo sombra.
Lo que es muy claro es que se están utilizando a las instituciones y a las leyes para intereses personales y con ello se han dado una serie de contradicciones jurídicas que han provocado una gran confusión entre la opinión pública.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.