Ex "para" colombiano quiere ser congresista

JAVIER BAENA
Associated Press
BOGOTA – Un jefe paramilitar desmovilizado se presentará como candidato a diputado para las próximas elecciones legislativas de marzo del 2006, anunció el jueves la congresista Rocío Arias.
Giovanni Marín, que formó parte de la cúpula del Bloque Cacique Nutibara de Medellín, se postulará para la Cámara de Representantes por el departamento de Antioquia.
«Marín es un desmovilizado, que no tiene cuentas pendientes con la justicia y dirige en Medellín la Corporación para la Democracia», dijo a la AP Arias, quien ahora encabezará la lista al Senado, en la misma fórmula política con Marín.
Arias, conocida por defender posiciones cercanas a las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) en el Congreso, aclaró que, sin embargo, otros jefes paramilitares que están en vías de desmovilización no pueden participar en las próximas elecciones, porque todavía no se ha aprobado la Ley de Justicia y Paz.
La controvertida legislación, rechazada por los paramilitares porque no les da estatus político, fue aprobada en primer debate y consagra penas hasta de ocho años de prisión para los responsables de delitos como asesinatos, secuestros, torturas y masacres.
Sin embargo, el diario El Tiempo afirmó en su edición del jueves que el jefe paramilitar Ramiro «Cuco» Vanoy, salió recientemente de la zona de concentración en Santa Fe de Ralito para adelantar campaña electoral junto con la congresista Arias.
«El comandante Vanoy salió con permiso del gobierno de la zona de concentración para visitar a sus tropas del Bloque Mineros de las Autodefensas en la zona del bajo Cauca y explicarles la marcha del proceso de paz y como yo soy de esa región estuve en la reunión», explicó Arias.
El congresista Gustavo Petro, del Polo Democrático, uno de los principales partidos de la oposición de izquierda, denunció el jueves que los paramilitares participarán en política para favorecer la reelección del presidente Alvaro Uribe.
«Ellos controlan 1.200.000 votos que son clave para la reelección», manifestó Petro a la AP.
En las elecciones de legisladores de 2002, las AUC afirmaron que alrededor de un 35% de los congresistas elegidos tenían su apoyo.
Los jefes paramilitares como Salvatore Mancuso y Ernesto Báez han manifestado que tienen interés en participar en política en zonas que han estado bajo su control, una vez se cumpla el proceso de desmovilización acordado con el gobierno y se aclare su situación legal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.