Proponen reformar ley antidrogas en Nicaragua

© 2005 The Associated Press
La Policía Nacional propuso el miércoles que el lavado de dinero sea tipificado como un delito autónomo, que pueda ser investigado paralelamente a otros vinculados al crimen organizado internacional.
ADVERTISEMENT
La moción fue presentada por el Jefe de Investigación de Drogas, comisionado Clarence Silva, en una mesa redonda sobre reformas a la ley antidrogas y lavado de dinero.
Silva explicó que el lavado de dinero puede estar vinculado no sólo al tráfico de drogas, sino a la trata de personas e indocumentados, y «no necesariamente tiene que depender de otro delito, puesto que puede ser investigado de forma paralela a otros».
En las discusiones participaron representantes de la Policía, el Ejército, Poder Judicial, Superintendencia de Bancos, Procuraduría de Justicia, los ministerios Público y de Defensa, con el objetivo de contar con una nueva ley sobre tráfico de drogas y lavado de dinero.
El funcionario policial dijo que actualmente existe una doble interpretación sobre el lavado de dinero, ya que hay sectores que plantean que solamente se le vincule a lo que es el tráfico de drogas.
Agregó que otro sector opina que ese delito es más amplio, que también se vincula a todos los delitos del crimen organizado como está establecido internacionalmente.
La condena al blanqueo de dinero contempla el decomiso o la privación de bienes, con carácter definitivo por decisión de un tribunal, cuando una persona sea encontrada culpable de tráfico ilícito u otro delito grave.
El jefe de la Secretaría General del Ejército, coronel Oscar Mojica, dijo que las reformas tienden a modernizar el andamiaje jurídico del país para permitir a las instituciones enfrentar con más eficiencia y eficacia el flagelo del narcotráfico.
Mojica advirtió que «la acción del narcotráfico en la actualidad se circunscribe dentro de las nuevas amenazas y el reacomodo de las fuerzas que atentan contra los Estados a nivel hemisférico y regional».
El jefe militar recordó que el año pasado el Ejército decomisó 5.800 kilos de cocaína en diferentes operaciones en la región caribeña.
Este año ha capturado 3.280 kilos en dos operaciones. La primera se realizó en el mar Caribe, que permitió el decomiso de 1.117 kilogramos de cocaína y el último se efectuó en esa misma región y fueron requisados 2.163 kilos de cocaína.
Anunció que el Ejército reforzará su operatividad en tierra caribeña y en el litoral atlántico por medio de la Fuerza Naval y en coordinación con los guardacostas de Estados Unidos a través del Convenio para el Enfrentamiento del Tráfico Ilícito por Mar y Aire.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.