Retiran a militares de EE.UU. detenidos en Colombia

Sumapaz, Colombia. Un alto militar de Estados Unidos anunció que se revisarán los procedimientos de actuación de las tropas estadounidenses apostadas en Colombia para evitar que incurran en nuevas situaciones irregulares, tras la detención de dos soldados norteamericanos por participar en tráfico de municiones para los paramilitares.
«Estamos iniciando una completa revisión de los procedimientos y los estándares de seguridad, en orden de evitar que se vuelvan a presentar estos hechos», afirmó el jefe del Comando Sur de Estados Unidos, general Bantz Craddock, a la prensa, informó Efe.
«El incidente se está investigando, obviamente estamos preocupados. Nos tomamos muy seriamente las acusaciones o denuncias sobre el apoyo a organizaciones terroristas extranjeras», precisó el jefe del Comando Sur de EEUU.
Armas y drogas
El pasado 3 de mayo, la Policía colombiana detuvo a los militares estadounidenses Allan N. Tanquary y Jesús Hernández, por su supuesta participación en la entrega de 40.000 proyectiles a un grupo paramilitar de extrema derecha.
Tanquary y Hernández, que gozan de inmunidad diplomática en Colombia gracias a un tratado de 1974, partieron el viernes a EEUU donde están bajo custodia. El embajador estadounidense en Colombia, William Wood, afirmó que no habrá «impunidad» para los soldados de su país comprometidos en el suministro de balas a los paramilitares.
Los paramilitares de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) son consideradas una organización terrorista extranjera por el Departamento de Estado.
En marzo pasado se conoció que cinco militares estadounidenses fueron detenidos por supuestamente ingresar cocaína colombiana a Estados Unidos en un avión militar. Sin embargo, el ministro de Defensa, Jorge Alberto Uribe, se mostró confiado en que esos militares detenidos serán castigados en su país.
Listín negro
El Gobierno de EEUU agregó 32 compañías del grupo empresarial Grajales, de Colombia, y a 31 personas a su lista de traficantes de drogas identificados que quedan ahora sujetos a sanciones económicas.
«La designación asesta otro duro golpe a la red financiera del Cartel del Norte del Valle», dijo Robert Werner, director de la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro.
Esta designación como «traficantes de narcóticos» permite que se congelen todos los activos de estas empresas e individuos que se encuentren en EEUU, y prohíbe toda transacción financiera y comercial entre ellos y ciudadanos estadounidenses.
El comunicado del Tesoro precisa que Lorena Henao Montoya, viuda de Iván Urdinola Grajales, fue capturada en Panamá en enero de 2004 y los documentos la vinculan con el grupo Grajales.
«Los documentos confiscados de las propiedades y asociados de Lorena Henao demuestran sus vínculos financieros con las principales compañías del grupo Grajales, incluidas la frutera Grajales S.A., la bodega de vinos Casa Grajales, la procesadora y exportadora de frutas Frexco, y el hotel Los Viñedos, en la Unión, Valle, Colombia», añade el comunicado.
La lista de «traficantes de narcóticos» elaborada por el Departamento del Tesoro incluye ya mil 215 individuos y empresas en Aruba, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Panamá, Perú, España, Vanuatu, Venezuela, las Bahamas, las Islas Vírgenes británicas e islas Caimán.
Entre las 460 empresas se encuentran firmas agrícolas, de aviación, consultoría, financieras, manufactura, minería, farmacéuticas y bienes raíces.
La lista incluye a 18 personas señaladas como cabecillas de los grupos de traficantes de Cali, Norte del Valle y de la costa norte en Colombia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.