Coautores de muerte de Galán vieron decrecer el poder de Santofimio

Hace tres semanas, John Jairo Velásquez, ‘Popeye’, y el ex congresista Carlos Alberto Oviedo Alfaro enviaron un fax al fiscal de Derechos Humanos que lleva el caso por el asesinato de Luis Carlos Galán.
En el documento pidieron ser escuchados porque querían entregar, según ellos, reveladores detalles del magnicidio.
El fiscal se desplazó a la cárcel de Cómbita (Boyacá) y los escuchó en diligencia judicial.
Aunque la confesión está incluida en el libro Sangre, Traición y Muerte, de ‘Popeye’, que aún no ha sido publicado, el recluso dijo que decidió repetirla ante un fiscal y bajo juramento para que tenga efectos legales sobre Santofimio.
‘Popeye’ dijo que no habló antes porque temía por su vida y sabía que con el poder que tenía Santofimio podía hacer que lo trasladaran de cárcel para que sus «enemigos de la mafia» lo asesinaran.
«Ahora –le dijo ‘Popeye’a la Fiscalía–, el poder de Santofimio ha decrecido, mis enemigos de la mafia han muerto, he madurado y soy una persona diferente». Agregó que quienes participaron en el hecho han pagado su culpa: unos con su vida y otros en la cárcel.
Asegura que conoció a Oviedo en La Catedral. Dice que Oviedo fue allí a hablar con Pablo Escobar a nombre «del narcotraficante Orlando Henao Montoya y otro grupo del norte del Valle, para no entrar en la guerra de Pablo con el cartel de Cali. Allí se trató el tema de la muerte de políticos, exactamente lo de Galán». ‘Popeye’ explica que le comentó a Oviedo sus revelaciones y éste accedió a contarle a la justicia lo que habló en la reunión con Escobar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.