Gobierno argentino contra fallo que liberó a dueño de local quemado en diciembre

EFE
BUENOS AIRES
El gobierno argentino confirmó ayer que avanzará en la anulación del fallo que le concedió la libertad bajo fianza al principal acusado por el incendio en una discoteca en Buenos Aires a finales del año pasado que causó 193 muertos.
El secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli, señaló que «no puede ser que la libertad de Omar Chabán –el propietario de la discoteca– esté en manos de Chabán, que siempre eludió a la Justicia y desde el primer momento estuvo fugado».
De todas formas, el abogado de Chabán, Pedro D’Attoli, le aconsejó a su cliente no pagar la fianza de 500.000 pesos (unos $171,800) y esperar en la cárcel el juicio oral, ante la oleada de indignación en Argentina que generó el fallo que le otorgó la excarcelación.
»Le recomendé que no deposite la fianza, que se quede en la cárcel. Así apaciguamos los ánimos y esperaremos que se agilice el comienzo del juicio oral. Le temo a la violencia», reconoció el abogado del propietario de la discoteca República Cromañón, situada en Buenos Aires.
La excarcelación de Chabán fue cuestionada no sólo por los parientes y amigos de las víctimas, sino también por el presidente argentino, Néstor Kirchner, quien consideró que la resolución judicial constituye »un cachetazo vergonzante» para las víctimas, sus familiares y para toda la sociedad argentina.
Parrilli dijo que la decisión del Gobierno de recusar el fallo se mantiene a pesar de que Chabán decidió no depositar la fianza y anunció que los familiares de las víctimas realizarán también una presentación judicial para que intervenga la Corte Suprema de Justicia de Argentina.
El secretario de la Presidencia señaló que el Procurador General, Esteban Righi, «estudia los mecanismos legales correspondientes para cursar la acción judicial, independientemente de lo que ocurra con el pedido de los familiares».
La resolución que concedió la libertad a Chabán, procesado por »homicidio simple con dolo eventual» fue adoptada por la Cámara del Crimen el viernes pasado.
Después de conocerse el fallo, los familiares de las 193 personas que murieron en el incendio reaccionaron con violencia y atacaron a la nutrida guardia policial que custodiaba los tribunales de la capital argentina, enfrentamiento que causó la detención de un hombre y heridas en dos miembros de las fuerzas de seguridad.
En la misma noche del viernes, los familiares de las víctimas se movilizaron pacíficamente en Buenos Aires para repudiar la decisión del tribunal. El sábado, los familiares y allegados de las personas fallecidas volvieron a reunirse en Buenos Aires para realizar un abrazo simbólico en el Palacio de Tribunales y una pacífica marcha a Plaza de Mayo, situada frente a la Casa de Gobierno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.