Desmantelan red de prostitución en España

EFE
NOTICIAS RELACIONADAS
MADRID.- La Policía ha liberado a dos mujeres en Almería y Málaga, introducidas ilegalmente en España por una organización que les prometió trabajo bien remunerado, que además de someterlas a múltiples violaciones las obligaban a prostituirse, encerrándolas bajo llave en muchas ocasiones. En la operación policial se ha detenido a veinte personas, entre ellas los responsables de la organización.
La organización captaba a jóvenes mujeres en sus países de origen y las trasladaban a España, donde eran recluidas en pisos o clubes de alterne bajo un férreo control, obligándolas a ejercer la prostitución.
Las compañeras sentimentales de los integrantes de la red eran las encargadas de vigilarlas en bares de alterne, mientras que en los pisos eran los propios responsables los que las controlaban, encerrándolas bajo llave si era necesario. Los detenidos sustraían los pasaportes de las víctimas y se apoderaban de todo el dinero obtenido con el ejercicio de la prostitución.
Tras su liberación, las mujeres extranjeras han manifestado haber sido objeto de amenazas, violaciones, malos tratos físicos y psíquicos, obligadas a consumir drogas y a ejercer la prostitución.
De alterne en alterne
La investigación comenzó a finales de marzo cuando las policías de Bulgaria y Rumanía contactaron con la Comisaría General de Extranjería y Documentación e informaron de que dos jóvenes habían sido captadas en sus países de origen, trasladadas a España y, una vez aquí, secuestradas y obligadas a prostituirse, donde eran vigiladas y controladas por otras personas de su misma nacionalidad.
Los agentes comprobaron que las familias habían formulado la correspondiente denuncia sobre su desaparición y explicaron que, según breves conversaciones telefónicas mantenidas con sus hijas, éstas no sabían el lugar exacto en el que se encontraban ya que eran trasladadas por diversos clubes de Málaga, Murcia y Almería, aunque hablaban que su situación era crítica y desesperada.
La Policía explica que tras complicadas investigaciones se fueron averiguando los distintos establecimientos por los que pasaron las jóvenes, así como los pisos en los que pudieron residir y se llegó a la conclusión de que podrían encontrarse en un club de Fuente Piedra (Málaga), en Los Gallardos (Almería) o en Totana (Murcia).
En el «Club Flamingo» de Fuente Piedra (Málaga) se rescató a una de las víctimas, identificándose a ocho mujeres en situación ilegal, a otra persona que las controlaba y vigilaba y a otras dos jóvenes que se hallaban en la misma situación de explotación y amenazas, pero que no quisieron denunciar los hechos por temor. En el «Club Tropical», también situado en Fuente Piedra (Málaga), se identificó a otras 24 mujeres, la mayoría en situación ilegal en nuestro país.
La segunda víctima liberada estaba en el «Club Roy-Plaza», ubicado en la localidad almeriense de Los Gallardos, y junto a ella se detuvo a la controladora que portaba un pasaporte falsificado. En el «Club Mediterráneo» de Totana (Murcia) se incautó sustancia estupefaciente y diversas armas, a las cuales hicieron referencia las víctimas en su posterior declaración.
Con la ayuda de las dos jóvenes secuestradas se localizó el domicilio de uno de los máximos responsables de la organización, Dimitar S.S., sobre el que pesaba una orden de busca y captura por un delito de falsificación de moneda, y se procedió a su detención.
Los otros detenidos son el uruguayo Roberto L. E., de 37 años; la rumana, Genina D., de 25 años; Pedro Q.R., de 34 años de edad, nacido en Oza dos Rios (A Coruña); Andrés A. H., natural de Lorca (Murcia), de 31 años; Aleksandr M., nacido en Salcininkai (Lituania) de 31 años; Mateo G. A., de 56 años, natural de Alhama de Murcia; la búlgara Gergana G.D., de 21 años; las rumanas Paula M., natural de Braila y de 26 años y Mihaela R., natural de Alexandría, de 37 años, y Antonia María M. S., nacida en Brasil y de 42 años.
Además, han sido arrestadas por infracción a la Ley de Extranjería las rumanas Iuliana S., de 24 años, Nicoleta S., de 38 años; Dorina C., de 21 años; Oana Daniela C., de 20 años; Mónica V., de 20 años de edad; Irina Laura M., de 22 años; Mirela C., de 20 años; Daniela N., de 20 años, y Mihaela G. de 26 años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.