Levantaron bloqueos en La Paz, Bolivia

Un día después de que el Congreso promulgara la polémica Ley de Hidrocarburos, la situación en Bolivia está lejos de haber vuelto a la normalidad.
Las fuerzas de seguridad arrojaron gases lacrimógenos para dispersar la manifestación.
Una manifestación de cientos de mineros y representantes de otros grupos sociales marcharon por el centro de La Paz, exigiendo la nacionalización de los hidrocarburos, algo que no está contemplado en la nueva ley.
Pero los bloqueos de las rutas y los caminos fueron levantados por la Federación de Cooperativas Mineras (FEDECOMIN), luego de un acuerdo alcanzado entre los dirigentes de esta asociación y la ministra de Trabajo, Audalia Zurita, y Adrián Oliva, el viceministro del Interior.
En La Paz, los manifestantes intentaron ingresar a la Plaza Murillo, donde se encuentran ubicados el Congreso y la sede de la Presidencia, pero fueron repelidos por la policía.
No se produjeron incidentes en la marcha y los manifestantes se replegaron rápidamente cuando la policía lanzó gases lacrimógenos.
Sin embargo, según pudo constatar BBC Mundo, los manifestantes están dispuestos a continuar con sus exigencias hasta las últimas consecuencias.
«Si hay que derramar una gota de sangre por nuestro gas, lo hemos de hacer,» señaló a la BBC Heber Choque, secretario general de la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia.
Ley polémica
El martes, el Parlamento boliviano finalmente promulgó la polémica Ley de Hidrocarburos, apenas horas después de que el presidente Mesa la devolviera al Poder Legislativo sin realizar ningún cambio en el texto.
«Yo no voy a esperar un día, ni un mes ni un año en cumplir con la Constitución, por eso anuncié a los jefes de bancada que mi intención es aprobar hoy mismo la Ley de Hidrocarburos,» señaló el presidente del Senado, Hormando Vaca Diez, en una sesión del Congreso.
En mi conciencia, en los principios que yo profeso, no había la posibilidad de que yo como presidente firme y promulgue la Ley de hidrocarburos
Carlos Mesa, presidente de Bolivia
Minutos después, Vaca Diez firmó la ley, que entró en vigor este miércoles, luego de ser publicada en el Boletín Oficial.
El presidente Mesa había esperado hasta último momento para informarle al Congreso de su decisión respecto de la controvertida ley.
Mesa tenía tres alternativas: vetar la ley, modificarla o devolverla al Congreso tal cual la había recibido de éste días antes.
La ley votada por el Congreso estipula, entre otros puntos, que las petroleras paguen regalías del 18% e impuestos del 32% al Estado. Antes, esos impuestos y regalías eran inferiores.
Mesa se defiende
En un mensaje grabado a la Nación, Mesa defendió en la noche del martes su decisión de no vetar pero tampoco promulgar la controvertida Ley de Hidrocarburos.
«En mi conciencia, en los principios que yo profeso, no había la posibilidad de que yo como presidente firme y promulgue la Ley de hidrocarburos», señaló Mesa.
Los mineros levantaron los cortes de ruta.
«Pero también soy conciente de que la estabilidad del país, la unidad del país, la garantía de la paz en el mediano y largo plazo, dependían de cerrar la página de esta ley. Por eso, apelando a la Constitución, decidí no promulgar la ley, pero tampoco vetarla», agregó el mandatario.
Mesa también aprovechó su largo mensaje grabado para presentar un amplio programa de gobierno para los más de dos años que le restan en el gobierno.
Este plan, titulado «Bolivia productiva y solidaria», es de carácter social y económico y «no sólo espera ser ideas, espera ser resultados, cifras, compromisos y acciones específicos».
Mesa señaló que el gobierno acaba de firmar «medio centenar de decretos supremos, varias resoluciones ministeriales y varios proyectos de ley que pondremos a consideración del Poder Legislativo».
Mesa, quien habló durante más de una hora y en horario pico, invitó a la población a realizar un seguimiento de su programa y prometió volver a revisar los puntos de su programa cada seis meses.
El analista político Carlos Toranzo, señaló a la BBC que mediante la presentación de este plan, el presidente «está huyendo de sus indecisiones».
Varios interrogantes
La promulgación de la ley por parte del Congreso no significa que la controversia en torno al tema de los hidrocarburos desaparezca de un día para otro.
Teniendo en cuenta que la nacionalización no está contemplada en la nueva ley, es muy posible que los manifestantes continúen con sus protestas.
El MAS ya ha empezado a proponer un proyecto de ley de modificación a esta ley promulgada por el presidente del Senado Nacional
Diputado Evo Morales
Por lo pronto, el Movimiento al Socialismo, uno de los partidos de oposición con mayor presencia en el Congreso, dijo que continuará luchando por una Ley de Hidrocarburos más acorde «a los intereses de los bolivianos».
«El MAS ya ha empezado a proponer un proyecto de ley de modificación a esta ley promulgada por el presidente del Senado Nacional», declaró a la prensa el diputado Evo Morales, líder de la agrupación.
El MAS ha dejado claro que pretende una ley que estipule regalías del 50%, y no del 18%, tal como figura en la ley que próximamente entrará en vigencia.
También habrá que ver qué dicen las empresas petroleras respecto de la ley, ya que en el futuro se verán obligadas a pagarle más dinero al Estado.
Por lo pronto, el interrogante de la Ley de Hidrocarburos ha sido aclarado, pero quedan otros pendientes que seguramente continuarán poniendo en aprietos al gobierno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.