Lula ofrece investigar denuncias de corrupción

HAROLD OLMOS
Associated Press
BRASILIA – El Partido de los Trabajadores (PT), el eje de la coalición que sostiene al gobierno de Luiz Inacio Lula da Silva, se preparaba para defenderse de las acusaciones de corrupción que han sacudido sus cimientos en las últimas semanas.
Tras la promesa de Lula de «cortar en la propia carne, de ser necesario», el PT aún no había decidido si apoyaría una investigación separada sobre las denuncias del jefe de uno de los partidos de la coalición, de que el tesorero del PT sobornaba a diputados para mantenerlos leales al gobierno.
La denuncia del diputado Roberto Jefferson, del pequeño Partido Trabalhista Brasileiro (PTB), centroderechista, hizo tambalear al PT, que desde su nacimiento hace 25 años defendía la ética y la honestidad como banderas privilegiadas de su conducta política que lo diferenciaba de las demás organizaciones brasileñas.
El PT, que inicialmente se había opuesto a una comisión legislativa para investigar denuncias de corrupción en el sistema de correos y de seguros del estado, dejó expedito el camino para la investigación.
La defensa del PT tendría lugar según los acontecimientos. Lula removió el martes a toda la cúpula del servicio de correos y seguros advirtiendo que su gobierno estaba dispuesto a llevar la investigación «hasta las últimas consecuencias».
A las iniciativas de la oposición de investigar también las denuncias de Jefferson, sus dirigentes aceptaron darle curso si también se investigan las «compras de votos» en el congreso, que habrían ocurrido durante la administración socialdemócrata de Fernando Henrique Cardoso.
La resistencia del gobierno y del PT a la investigación legislativa miraban al pasado y al temor de no poder controlar el curso de las averiguaciones, lo que podría causar daños irreparables a los intentos de reelegir a Lula en las elecciones presidenciales de octubre de 2006.
En 1992, una comisión investigadora del congreso llevó a la renuncia del entonces presidente Fernando Collor de Mello.
Un año después, otra comisión puso en evidencia irregularidades cometidas por funcionarios del congreso y parlamentarios en una distribución millonaria de asignaciones presupuestarias.
Un funcionario del congreso, que no consiguió explicar su repentina fortuna, dijo que había ganado la lotería 800 veces. Todos los acusados cumplen penas de prisión.
Sobre el denunciante de los sobornos supuestamente pagados por el tesorero del PT, pendía una solicitud para privarlo de su mandato parlamentario y quitarle sus derechos políticos. La solicitud fue planteada por dirigentes del Partido Liberal, otro pequeño miembro de la coalición de gobierno.
Con el PTB de Jefferson, los dos partidos suman 104 parlamentarios, casi un quinto de la Cámara de Diputados, y todos habrían sido sobornados por el PT.
Jefferson dijo el miércoles que estaba pronto para lanzar «una nueva bomba» sobre el gobierno, según Folha de S. Paulo. La entrevista del diario a Jefferson el lunes exacerbó la crisis y dio lugar al compromiso de Lula de un combate a fondo a la corrupción.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.