Asesinado jefe policial mexicano

EFE
NUEVO LAREDO
El flamante jefe de la policía de Nuevo Laredo, norte de México, Alejandro Domínguez Coello, fue asesinado la noche del jueves por sicarios pocas horas después de haber asumido el cargo, confirmaron ayer fuentes oficiales.
Domínguez recibió múltiples balazos en todo el cuerpo, principalmente en el tórax y la cabeza, a la salida de su negocio particular, en el centro de la ciudad, según un informe de la policía ministerial del estado de Tamaulipas, en la frontera con Estados Unidos.
El recién nombrado director de Seguridad Pública Municipal de Nuevo Laredo fue acribillado con armas de alto calibre cuando abordaba su vehículo, precisó la fuente.
En la escena del crimen se encontraron más de 40 casquillos calibre 0.223, según el primer jefe de grupo de la policía ministerial del estado, José Gaznares.
De acuerdo con datos extraoficiales, se presume que los asesinos de Domínguez lo estaban esperando cuando abordó el vehículo y le dispararon ante la mirada de varios automovilistas que circulaban en ese momento por la avenida Obregón, una de las más transitadas de Nuevo Laredo.
Domínguez, ex presidente de la Cámara de Comercio de la ciudad, de 53 años, había desempeñado varios puestos dentro de la Procuraduría General de la República (PGR, Fiscalía) y ayer había sido nombrado Director de Seguridad Pública, cargo que había estado vacante desde el primero de mayo pasado.
»Yo no tengo compromisos con nadie, mi compromiso es con la ciudadanía» había manifestado apenas siete horas antes de ser asesinado, tras ser designado para el puesto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.