Detenido aporta detalles sobre atentado a club El Nogal

Su verdadero nombre es Víctor Julio Villalobos Velásquez, a quien hace cuatro años las Farc encomendaron instalar en Bogotá dos talleres de mecánica.
Esos locales servirían de fachada para adecuar vehículos y cargarlos con explosivos, y para hacer caletas en buses y camiones en las que se ocultarían armas, municiones, droga y dinero.
‘Aguja’, capturado en mayo pasado y considerado por los investigadores uno de los mandos medios de confianza del ‘Mono Jojoy’, jefe militar de las Farc, y de Óscar Montero, alias ‘El Paisa’, comandante de la columna ‘Teófilo Forero’, fue designado por las Farc para contactar a las personas que participarían en el atentado al Nogal.
Entre ellas estaban Alipio Murillo y a los hermanos Herminsul, Fernando y Oswaldo Arellán y su sobrino John Freddy, antiguos militantes de las Farc radicados en Bogotá.
Según las autoridades, ‘Aguja’ era la persona que manejaba la millonaria suma de dinero que destinó las Farc para cometer el atentado.
Este dinero lo destinó para que los Arellán adquirieran la acción en El Nogal y se infiltrarse en él, constituyeran una empresa de fachada y compraran el Mégane en el que se instalarían los explosivos para el atentado.
‘Aguja’, además, era el responsable de suministrarles a Murillo y a los Arellán lo que necesitaran y velar para que el carro bomba fuera armado con precisión y sin levantar ninguna sospecha.
“Mientras las familias se preparaban para celebrar la noche de Navidad del 2002, estos delincuentes preparaban en un taller de Bogotá el carro bomba que causaría la enorme tragedia”, explicó uno de los investigadores.
Al día siguiente, el Mégane rojo lo trasladaron hasta una finca en las afueras de Bogotá, donde los Arellán tenían una empresa de flores de fachada. Allí permaneció hasta cuando ‘Aguja’ esperó instrucciones finales de ‘El Paisa’ para llevarlo a El Nogal.
La fecha trágica se discutió entonces en una reunión, a finales de enero del 2003, en un establecimiento comercial en la calle 80 de Bogotá. A la cita asistieron, además de ‘Aguja’ y algunos de los Arellán, varios delegados de la ‘Teófilo Forero’.
John Freddy y Oswaldo fueron quienes llevaron el carro a El Nogal y murieron tras la explosión. Los otros implicados recibieron órdenes de abandonar la ciudad y no hablar por teléfono.
Las autoridades también descubrieron que este grupo preparaba otro carro igual para llevarlo a las instalaciones del Hospital Militar, pero fue descubierto por el DAS.
Por ahora, la Fiscalía encontró pruebas suficientes para dictar medida de aseguramiento en contra de ‘Aguja’, por los delitos de terrorismo, homicidio agravado, rebelión y daño en bien ajeno.
El atentado se cometió el 7 de febrero del 2003 y cobró la vida de 36 personas.
REDACCIÓN JUSTICIA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.