EE.UU. modificará normas de pasaportes para facilitar entrada de aliados

LARA JAKES JORDAN
Associated Press
WASHINGTON – Estados Unidos modificará sus requisitos de los pasaportes biométricos para que los extranjeros procedentes de naciones amigas puedan entrar sin visado en el país, según información recibida por The Associated Press.
Los nuevos estándares para pasaportes, que requieren que las fotografías digitales se correspondan con características físicas de una persona, y posteriormente tengan incrustada un «chip» de identificación, serán similares a las pautas internacionales biométricas que ya han sido aprobadas.
Esos estándares no alcanzan el nivel de rigor de los pasaportes biométricos que las autoridades estadounidenses habían planificado al principio, pero un funcionario del Departamento de Seguridad Interior dijo el martes que «por ahora representan un hito aceptable».
El funcionario, que pidió no ser identificado ya que los estándares no han sido todavía anunciados, dijo que el Departamento de Seguridad Interior piensa ampliar los datos biométricos de los pasaportes en el futuro.
Pero, sin la modificación dispuesta, se podría haber negado la entrada, a partir de octubre, a los visitantes de países aliados que no estaban en condiciones de satisfacer los estrictos estándares.
Al principio, las autoridades norteamericanas habían examinado la posibilidad de incorporar huellas digitales o identificación del iris la pupila en los pasaportes biométricos, haciendo que los documentos fuesen virtualmente imposibles de falsificar. Una ley, aprobada en el 2002, exige a los visitantes de 27 países aliados que no requieren de visa estadounidense llevar consigo esos pasaportes de alta tecnología.
Pero esos países aliados, la mayoría de Europa, no lograron cumplir con el plazo impuesto, el de octubre del 2004. Eso hizo que las autoridades estadounidenses modificaran sus requisitos.
Las nuevas normas permitirán a los países aliados usar requisitos biométricos menos rigurosos, similares a las establecidas en el 2003 por una agencia de las Naciones Unidas. Esas normas requieren fotos digitales y chips que puedan ser leídos por máquinas electrónicas a fin de almacenar información identificatoria en los pasaportes.
Los cambios se producen tras meses de negociaciones entre Estados Unidos y sus aliados internacionales, y entre el gobierno del presidente George W. Bush, y el Congreso estadounidense.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.