En restaurant de Quito planificaban envíos de drogas

Juan Carlos Celi, Quito
Fotos de Eduardo Santillán
El tráfico de drogas que tenía la organización narcodelictiva que funcionaba desde Quito, e integrada en su mayoría por asiáticos, representaba ingentes sumas de dinero a la agrupación terrorista de Medio Oriente, Hezbollah.
La cocaína que en los mercados norteamericanos cuesta 30 mil dólares y que en Oriente Medio se cotiza hasta en 100 mil dólares, hizo que esta actividad sea atractiva para los hoy detenidos: Maher Hamajo, sirio; Harouni Lotfi Baikacem, argelino; Ali Ballouk, libanés; Zulkuf Taruf Diyarbakir, turco, y Hussein Mustafá Zeaiter, libanés.
En cada envío obtenían una utilidad entre el millón y millón y medio de dólares, según los agentes Antinarcóticos de Pichincha, quienes realizaron la detención de los narcotraficantes.
Gran parte de las utilidades, el 70% aproximadamente, era destinado para financiar las operaciones terroristas del grupo islámico, perseguido a nivel mundial por Estados Unidos e Israel.
Según las investigaciones, esta organización acopiaba la droga en Guayaquil, donde era camuflada en maletas con dobles fondos, las cuales eran entregadas a mulas o correos humanos reclutados en diferentes lugares y de esta forma transportarla a diferentes naciones del planeta.
LAS PISTAS
El 17 de septiembre de 2004, la ecuatoriana Jacqueline Sornoza Quezada fue detenida en Damasco, capital de Siria, cuando llevaba 13 kilos de cocaína dentro de su equipaje.
También se detuvo al sudafricano, nacionalizado holandés, Reinhold Gaspar Lehman, a quien se le encontró 10 kilos de cocaína en su equipaje, cuando llegó a la isla de Bonaire, en las Antillas Holandesas.
Esto sería el inicio de la investigación que desenmascaró a Rady Zaiter como el cabecilla de esta organización, quien para ejercer sus actividades oscuras tenía la identidad falsa de David Assi Álvarez y que fue capturado en Bogotá, Colombia.
No obstante, la Policía de los dos países (Ecuador y Colombia) coordinó la detención de este sujeto, quien es requerido en Francia por delitos de narcotráfico.
Después se capturó al resto de la banda, que en su mayoría portaba documentación falsa. Actualmente se hallan a órdenes del Juzgado Decimotercero de lo Penal de Pichincha con la respectiva instrucción fiscal.
EN EL RESTAURANTE “EL TURCO”
Para camuflar sus actividades ilícitas, Maher Hamajo instaló un restaurante de comida árabe en Quito, el cual servía como punto de reunión para planificar las operaciones delictivas.
Además, en la casa de este individuo se confiscaron $172.900; $18.000 en cheques, 2.000 euros, una pistola marca Cz, una escopeta Mosberg y dos vehículos.
A raíz de las investigaciones en Ecuador se obtuvo información que permitió a la Policía de otros países en donde operó esta red capturar a más implicados.
En Brasil se capturó a 19 personas y se decomisaron 65 kilos de droga y evidencias que confirman la relación directa de esta organización con la agrupación terrorista Hezbollah.
Desde hace 3 años, un informe del Departamento de Estado de Estados Unidos señalaba la presencia de células del Hezbollah, en Colombia y otros países de América, lo cual quedó evidenciado gracias a los operativos y detenciones realizados por la Policía ecuatoriana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.