Dos agencias de publicidad pagaron sobornos en Brasil

Brasilia. Dos agencias de publicidad brasileñas están bajo la lupa por haber presuntamente sobornado con elevadas sumas monetarias a varios diputados, informó la prensa.
Las agencias de publicidad brasileñas SMP&B y DNA Propaganda, pertenecientes a Marcos Valerio de Souza, denunciado por el diputado Roberto Jefferson como pagador de las «mensualidades» a diputados, habrían retirado de un banco 8,78 millones de dólares en billetes en un período de menos de dos años, dijo DPA.
La denuncia fue publicada por la edición de este fin de semana de la revista Isto, que se basó en documentos del Consejo de Control de Actividades Financieras (COAF), órgano del Ministerio de Hacienda encargado de reprimir actividades financieras ilícitas.
De acuerdo con la revista, los retiros eran realizados por una empleada de las agencias en el Banco Rural de la ciudad de Belo Horizonte, donde está la sede de las empresas, con un promedio superior a los 45 mil dólares semanales, siempre en billetes.
En sus denuncias sobre las «mensualidades», el diputado Jefferson había acusado a Souza, dueño de las agencias, de ser el principal pagador de los sobornos y de haberle entregado personalmente 1,7 millón de dólares en billetes, con etiquetas de los bancos Rural y de Brasil, como contribución del gobernante Partido de los Trabajadores (PT) a una campaña electoral no identificada.
El nuevo indicio compromete seriamente a Souza, cuya agencia prosperó mucho en los últimos años al obtener contratos de publicidad del Banco de Brasil (el mayor del país) y de varias empresas estatales, entre ellas la de los Correos, en cuyos desvanes tuvo inicio la actual crisis política.
El agravamiento de la situación llevó al presidente Luiz Inácio Lula da Silva a intensificar en los últimos días las negociaciones con el Partido del Movimiento Democrático de Brasil (PMDB), al cual ofreció cuatro ministerios y participación activa en la elaboración de políticas de gobierno.
Ante el aumento del número de nuevos testigos que serán oídos por la Comisión Parlamentaria Investigadora (CPI) de los Correos y la aparición de nuevos indicios que muestran la posibilidad de que las denuncias del diputado Jefferson tengan fundamento, el presidente Lula trata de consolidar su base de apoyo legislativo con ayuda del PMDB.
«El dinero de las mensualidades habría pasado por una correduría de Sao Paulo», dijo O Globo, que involucra a la firma Bonus/Banval en el pago.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.