Detenidos militares colombianos por ayudar a "narcos"

Durante el operativo, desarrollado en tres municipios de la Costa Pacífica, fueron capturadas 18 personas en total.
La operación es fruto de tres meses de seguimiento a cargo de la Fiscalía y la Armada Nacional.
De acuerdo con la investigación, los uniformados y seis civiles hacían parte de una red que se encargaba de la fabricación y distribución de insumos para estupefacientes.
Ayer en la tarde, el comandante de la Armada Nacional, almirante Mauricio Soto, dijo que los detenidos son dos oficiales y 10 suboficiales.
“Estas personas al parecer son favorecedoras de grupos al margen de la ley que delinquen en la zona. Estamos hablando de narcotraficantes, de gente de las Farc o de las mismas autodefensas, dedicadas a esa actividad. La investigación apunta a esos posibles vínculos”, dijo el capitán de navío Jairo Peña, comandante de la Fuerza Naval del Pacífico. Según la información oficial, la operación se efectuó en los municipios de El Charco (Nariño), Timbiquí y Guapi (Cauca); precisamente en esta última localidad tiene sede el Batallón de Infantería de Marina número 10.
Fuentes cercanas al caso dijeron que desde esas zonas se distribuían los insumos para la producción de alcaloides que, al parecer, venían desde Panamá y Costa Rica. Los precursores eran llevados hasta las áreas de producción de los alcaloides, como Tumaco y Buenaventura.
En los allanamientos fueron incautadas tres escopetas, una pistola, un revólver e insumos líquidos. Igualmente se encontraron 84 millones de pesos en efectivo, joyas avaluadas en 20 millones de pesos y documentos.
EL TIEMPO conoció que, al parecer, la tarea de los uniformados en la red era facilitar el transporte de los insumos, evitando los patrujalles de la Armada en esa zona del litoral Pacífico.
Soto reiteró que las labores de contrainteligencia de la Armada fueron las que permitieron “encontrar posibles vínculos” del personal con el ilícito.
Los uniformados, cuya identidad no fue informada, fueron trasladados ayer mismo a Popayán, donde fueron puestos a disposición de la Fiscalía quinta de esa ciudad.
Fuentes de la Armada dijeron que los uniformados serán investigados penalmente por concierto para delinquir con fines de narcotráfico o cohecho propio y cohecho para dar y ofrecer. Además, en su contra ya curso una investigación disciplinaria interna.
Este escándalo se da cuando esa fuerza había demostrado una gran operatividad en el Pacífico (ver gráfico), que llevó incluso a que, en mayo pasado, la Armada colaborara en el decomiso de cocaína más grande que se haya hecho en tierra en toda la historia: 15,5 toneladas en Tumaco.
CALI Y BOGOTÁ

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.