Reclamos encarecen pólizas para viviendas en Florida

BEATRICE E. GARCIA
The Miami Herald
Todavía mareados por el alza vertiginosa del precio de los seguros contra tormentas, los floridanos podrían tener que aligerar aún más el bolsillo para pagar por sus seguros de vivienda… y terminar posiblemente con aún menos cobertura.
Algunas compañías de seguros, entre las cuales se encuentran Nationwide y State Farm, añaden recargos a la póliza si el propietario de la vivienda presenta una reclamación, digamos por una tubería rota, un incendio en la cocina o un robo. Los recargos pueden añadir 20 por ciento o más a las primas anuales por un mínimo de tres años.
Además de las reclamaciones, las compañías de seguros están teniendo en cuenta cada vez más factores tales como el historial de crédito, la edad del propietario y el enclave de la vivienda (si se encuentra en una comunidad con garita, por ejemplo) para determinar si los consumidores califican para las tasas más bajas.
Las compañías de seguros están también reduciendo la cobertura. La mayoría de ellas excluyen los daños a causa del moho. Las nuevas leyes de seguros del estado estrecharon la definición de daños por hundimiento, eliminando posiblemente algunas reclamaciones debidas a movimiento del suelo.
Algunos consumidores temen que el aumento en el precio de los seguros los haga inaccesibles para los propietarios del sur de la Florida.
»Es una locura», opinó Nancy McCue, propietaria de South Miami-Dade que ha discutido varias veces con los seguros contra tormentas, administrados por el estado, acerca del alza de los precios a partir de los daños del Andrew en 1992.
»Me asusta que la gente no podrá continuar viviendo en esta área debido al alto precio de los seguros», declaró.
Nationwide Insurance, la cuarta compañía de seguros en importancia del estado, acaba de sumarse a la lista de las que añaden a sus pólizas recargos por las reclamaciones. Para las reclamaciones no relacionadas con el estado del tiempo que hayan cerrado antes del 1 de febrero, el recargo, calculado como un porcentaje de la prima anual, es añadido por tres años.
Nationwide comenzó a añadir estos recargos el año pasado en otras partes del país, y ahora los usa en 33 de los casi 40 estados en los que vende seguros.
No obstante, Joe Case, vocero de la compañía, afirmó que Nationwide espera que menos del 2 por ciento de aproximadamente 400,000 propietarios asegurados con ellos en la Florida recibirán un recargo cada año.
A pesar de todo, los activistas de los consumidores y algunos propietarios están indignados.
»Ellos accedieron a brindar un seguro por una cantidad determinada, y estos recargos son una violación de ese acuerdo», declaró Bill Newton, director de Florida Consumer Action Network, organización con sede en Tampa.
Harry Mason, quien vive en los Cayos, dijo que no es justo para un propietario recibir un recargo luego de presentar una reclamación a causa de un robo.
»Uno puede haber hecho todo como es debido y sufrir un robo en su vivienda», dijo Mason.
Tom Gallagher, director de finanzas de la Florida, opinó que la medida de Nationwide le causó preocupación acerca del creciente uso de recargos en las pólizas de la vivienda. Los reguladores estatales de los seguros dicen que la práctica se hace cada vez más común.
Allstate Floridian, la tercera compañía de seguros en importancia del estado, también añade recargos a sus pólizas cuando se presentan reclamaciones no relacionadas con las tormentas. Citizens Property Insurance, el seguro estatal considerado el último recurso, no está usando recargos en este momento.
Sin embargo, USAA sí revisa tres años del historial de reclamaciones de cada cliente en el momento de la renovación. Asimismo, ellos revisan otros factores, como la proximidad de la vivienda a un cuartel de bomberos y el historial de crédito del propietario, para determinar un cambio en la prima.
Robert Hartwig, economista en jefe de la Oficina de Servicios de Seguros en Nueva York, dijo que los recargos no son sino «un intento de vincular el precio de la cobertura con el número y el precio de las reclamaciones que hayan sido presentadas».
Tom Hagerty, vocero de State Farm, afirmó que las estadísticas indican que el propietario promedio presenta una reclamación cada aproximadamente 10 años. La compañía dice que ha usado el historial de reclamaciones en la determinación de precios desde el 2001.
De hecho, los recargos de State Farm se hacen más onerosos a medida que aumenta la cantidad de reclamaciones presentadas por un cliente.
Luego de dos reclamaciones, el recargo inicial sube al 30 por ciento. Si se presentan cuatro reclamaciones, el recargo es del 85 por ciento y se añade a la prima anual por nueve años.
Pero las compañías de seguros señalan el lado bueno de la medida: los beneficios a los consumidores que no presenten reclamaciones. Los descuentos van desde el 5 por ciento después de dos años hasta el 20 por ciento después de un período de nueve años sin reclamaciones.
Florida Farm Bureau Insurance, compañía con sede en Gainesville, también recompensa a los consumidores que no presentan reclamaciones con un descuento del 5 por ciento. »Es probable que aquellos propietarios que no hacen reclamaciones sigan sin hacerlas en el futuro», dijo Rade Musulin, vicepresidente y actuario de Florida Farm Bureau.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.