Baja victimización en México

El Universal
Lunes 18 de julio de 2005
Según la quinta encuesta nacional sobre inseguridad realizada en vivienda por EL UNIVERSAL, los mexicanos mayores de 18 años que se sienten seguros en el lugar en el que viven continuó la tendencia a aumentar, y llegaron a 69 por ciento , su nivel más alto desde febrero de 2003. Hay menos entrevistados que afirmaron haber sido víctimas de algún delito en comparación con los resultados de las encuestas anteriores.
Sin embargo, esta percepción de que la seguridad en el lugar de residencia ha mejorado ligeramente contrasta con otras respuestas. Existe 56 por ciento de entrevistados que afirman que la frecuencia de delitos ha aumentado, lo cual representa un incremento de 15 por ciento respecto a la cuarta encuesta sobre inseguridad realizada en enero, y el segundo porcentaje más alto de la serie de encuestas, tan sólo superado por el registrado en agosto de 2003. Los entrevistados que perciben alta la probabilidad de ser víctimas de algún delito también aumentaron respecto a la encuesta anterior, al pasar de 38 por ciento en enero a 46 por ciento en la encuesta actual. También la proporción de entrevistados que ha adoptado medidas para sentirse más seguros aumentó en 6 por ciento respecto a la encuesta anterior y se situó en su punto más alto.
¿Qué factores explican que los entrevistados se sientan más seguros en su lugar de residencia y al mismo tiempo perciban un aumento en la frecuencia de algunos delitos y en la probabilidad de ser víctima de la inseguridad? Los entrevistados perciben que los crímenes que afectan más directamente su vida, como asalto en vía pública, delitos sexuales, robo en cajeros automáticos, bancos y comercios, ocurren menos frecuentemente, pero afirman que robo, venta de drogas y homicidio han aumentado, esto se explica en parte por el incremento de asesinatos relacionados con el narcotráfico y la cobertura de éstos en los medios de comunicación, que sin duda han impactado en la opinión pública. Es decir, que aumenta la sensación de que la inseguridad relacionada con el narcotráfico asciende, mientras los otros delitos que inciden más directamente en su vida cotidiana muestran una ligera mejoría.
Pero además, 58 por ciento de los entrevistados creen que los conflictos entre narcotraficantes o entre éstos y las fuerzas del Estado afectan su seguridad personal, y 83 por ciento diría que el problema del narcotráfico en México está fuera de control. Los entrevistados perciben que las acciones contra este problema no son efectivas. El 60 por ciento sostiene que las acciones del gobierno del presidente Fox contra el narcotráfico no están resolviendo el problema. Tan sólo el programa México Seguro parece ser mejor percibido por los ciudadanos; 61 por ciento lo conoce y de quienes lo conocen 54 por ciento considera que está ayudando.
Una opción para reducir algunas consecuencias negativas del narcotráfico como la corrupción, homicidios, lavado de dinero y contrabando de armas, aplicada en algunos países, es la despenalización de algunas sustancias consideradas ilegales. (Carlos Ordóñez)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.