Reportan alza en número de desplazados en Colombia

Reportan crecimiento en el número de desplazados internos durante el primer semestre del año
En este periódo se registraron 848 casos diarios en promedio, cuando para el año pasado fue de 724 personas desarraigadas, según la ONG Codhes.
La Consultoría para los Derechos Humanos y el Desplazamiento (Codhes) precisó que durante el segundo trimestre de 2005 el desplazamiento forzado afectó a por lo menos 91.467 personas de alrededor de 18.293 hogares.
Esos desarraigados, agrega, «llegaron a 564 municipios de 29 departamentos, huyendo de regiones en las cuales se evidencia un progresivo incremento del conflicto armado interno que persiste en Colombia».
La cifra «consolida un total aproximado de 153.463 víctimas de este delito durante el primer semestre de 2005, lo que representa un incremento del 15 por ciento con relación al mismo período de 2004 cuando se registró el desplazamiento de una población estimada en 130.346 personas».
Codhes señala en el informe que «la gente también se va del país» y explica que «sólo en Ecuador, Panamá y Perú, 3.065 compatriotas solicitaron refugio entre el 1 de enero y el 30 de junio, aduciendo temores fundados de ser perseguidas por razones políticas».
Al menos otros 2.110 colombianos, añade, «pasaron las fronteras con otros países vecinos o viajaron por la misma razón a otras regiones del mundo, lo que significa que durante el primer semestre de 2005 se ha incrementado a más de 5.175 el número de compatriotas que se fueron de Colombia por circunstancias asociadas al conflicto».
La cifra acumulada de solicitantes de refugio de nacionalidad colombiana entre 2000 y 2004 en todos los países del mundo asciende a 104.474 personas, indica el organismo.
Según Codhes, «el desplazamiento forzado se mantiene como una expresión de inseguridad y ausencia del Estado en el momento de evitar los hechos que provocan la salida forzada de miles de personas expuestas a una situación de alta vulnerabilidad de sus derechos económicos, sociales, culturales, civiles y políticos».
Las comunidades más afectadas son los indígenas, afro-descendientes, campesinos y colonos en cuyos territorios se intensificaron las acciones armadas.
Desde mediados de la década de 1980 algo más de 3 millones de colombianos han sido víctimas de desplazamientos forzados.
Con EFE.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.