Chilenos desminan frontera con Bolivia

COCO CUBA / AFP
CHUNGARA, Chile
La ‘Pampa Minatawa’, una zona delimitada con mallas de alambre de púa y coronada con pequeños carteles que advierten de la existencia de artefactos explosivos, es el remoto lugar andino donde ministros de Chile y Bolivia oficializaron ayer el comienzo del desminado en la frontera al detonar dos poderosos explosivos antitanques.
Tras la explosión controlada que mitigó el estruendo y la onda expansiva, Jaime Ravinet y Gonzalo Méndez, ministros de Defensa de Chile y Bolivia respectivamente, se confundieron en un abrazo. Lo mismo hicieron los comandantes en jefe de ambos ejércitos, generales Juan Emilio Cheyre y Fernando Antezana.
Para Ravinet el desminado constituye un »paso histórico» en las siempre difíciles relaciones bilaterales signadas por el secular reclamo marítimo boliviano.
Para Méndez es una muestra para remover también »las desconfianzas» con su vecino costero, que tras una guerra en el siglo XIX adhirió a su territorio 400 km de costas y 120,000 km2 de territorios bolivianos, lo que encerró a Bolivia entre el macizo andino y el escudo brasileño.
Los dos artefactos de muerte levantaron sendas nubes de polvo al explotar a mediodía de ayer a la altura del fronterizo ‘Hito 18’, a unos 5 km del poblado boliviano de Tambo Quemado y a otros tantos de la garita aduanera y migratoria chilena de Chungará.
Los abrazos y sonrisas menudearon esos momentos en que la sensación térmica era bajo cero pese a un radiante sol apenas empañado por una escasa nubosidad y mientras fuertes ráfagas de viento azotaban los rostros y manos descubiertas de civiles y militares emplazados en ‘Pampa Minatawa’ a 4,150 m sobre el nivel del mar, en las faldas de dos montañas gemelas nevadas.
Los trabajos de desminado quedaron a cargo de dos cuadrillas del regimiento del Ejército chileno `Matucana’.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.