Prohibición de cadena perpetua para extraditados a EE.UU. complicaría ayuda antidrogas

Prohibición de condenar a cadena perpetua a extraditados a E.U., puede complicar ayuda a Colombia
Un proyecto aprobado por el Congreso establece que se congelarán las ayuda a los paises que no autoricen la extradición en esos casos.
El nuevo proyecto de ley, que fue aprobado tanto en la Cámara de Representantes como por el Senado, y que ahora aguarda solo la sanción de George W. Bush, establece que no habrá ayuda financiera de E.U. a los países que no permitan la extradición.
La medida, que se aplicará a todos los países del mundo, podría tener serias implicaciones para Colombia, a quien E.U. entrega más de 700 millones de dólares anuales en asistencia.
Aunque entre Washington y Bogotá existe un activo proceso de extradición que ha llevado a cárceles de E.U. a más de 200 nacionales en menos de tres años, la nueva disposición del Congreso de ese país establece “que la ayuda se suspendería para países que impidan la extradición de ciudadanos cuya sentencia pueda incluir la cadena perpetua”.
Como se sabe, una de las condiciones que rige el proceso de extradición entre ambos países es precisamente que no se le imponga a un colombiano esta sentencia, no contemplada en la justicia de nuestro país.
Según los autores de la medida, muchos de los 100 países con los que E.U. tiene tratados de extradición vigentes bloquean el mecanismo cuando la condena puede incluir la pena de muerte.
Pero ahora –dice el senador Saxby Chambliss– también han comenzado a impedirlas cuando la pena máxima implique cadena perpetua “Y eso es inadmisible”.
Antecedente
Precisamente este tema, antes de que se aprobara el proyecto de ley en cuestión, ya había generado un impasse diplomático.
En diciembre del 2002, la juez Shira Sheindlin condenó a cadena perpetua al colombiano Alex Restrepo por el asesinato de un ex policía en Nueva York, pese a que suponía que esa sentencia no estaba contemplada en el acuerdo de extradición entre ambos países.
Dado que entre Colombia y E.U. no existe un tratado de extradición vigente, las extradiciones se hacen por vía administrativa –decisión del Presidente con el aval de la Corte Suprema de Justicia– y los compromisos de E.U. sobre los términos de dichas extradiciones están expresados a través de una Nota Diplomática. Según la juez Sheindlin, no obstante, “esa Nota era ambigüa y no le impedía imponer la cadena perpetua para ese caso”.
Ante la situación, la Corte Suprema de Justicia de Colombia determinó que al menos 30 colombianos podrían enfrentar una suerte semejante a la de Restrepo y frenó las extradiciones de ‘Simón Trinidad’y Santander López Sierra, entre otras, hasta que no se aclarara la situación.
En febrero de este año, E.U. ofreció a Colombia una nueva redacción de la Nota Diplomática en la que se comprometía en términos categóricos a no imponer la cadena perpetua. Pero ahora, con el proyecto a punto de convertirse en ley, el tema podría volver a complicarse.
De hecho, en una carta que se hizo circular en el Congreso, el subsecretario para Asuntos Legales del departamento de Estado, Matthew Reynolds, le dice a los legisladores que algunos de los más sólidos aliados de E.U. en el mundo, entre ellos nuestro país, verían reducidos sus niveles de financiación si el proyecto se aprobaba.
La esperanza del Departamento de Estado es que los congresistas modifiquen la disposición antes de que sea sancionada por el Presidente.
Aún así, un funcionario colombiano conocedor del tema dice que la disposición no afectaría directamente a Colombia porque, según este, la enmienda en cuestión bloquea la ayuda solo a los países que se nieguen a extraditar a personas que puedan ser condenadas a cadena perpetua.
La medida, sin embargo, dejaría en el limbo casi 200 millones de dólares anuales que se entregan en asistencia social, humanitaria y para el fortalecimiento de la democracia.
SERGIO GÓMEZ MASERI
Corresponsal de EL TIEMPO
WASHINGTON

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.