Testimonio de "doleiro" compromete a Lula

Associated Press
RIO DE JANEIRO
Desde un presidio de alta seguridad donde cumple condena, un importante operador de divisas hizo saber que conoce los canales por los que el Partido de los Trabajadores (PT) y otras organizaciones políticas envían clandestinamente dinero a »paraísos fiscales» en el exterior.
La afirmación, potencialmente explosiva, podría echar luces sobre el origen del dinero que el PT y otros partidos habrían utilizado en campañas políticas, inclusive en las que habría participado Luiz Inácio Lula da Silva, antes de ser presidente, según dice la revista Veja en su más reciente edición que circula desde el pasado fin de semana.
La revista dice que el operador, que en Brasil recibe el nombre de »doleiros», Antonio Oliveira Claramunt, asegura que ha remitido dinero al exterior ya desde la primera campaña presidencial de Lula, en 1989, y que las remesas se multiplicaron en la década pasada a través de un banco en las islas Cayman y una empresa en Panamá.
Claramunt, considerado como el mayor operador clandestino de divisas en Brasil, ha comunicado a sus parientes, en cartas que envía desde un penal del interior del estado de Sao Paulo, que »quiere hablar». Allí cumple una sentencia de 25 años de prisión.
La búsqueda de mayores pistas sobre el dinero que algunos partidos políticos brasileños tendrían en el exterior se intensificó la semana pasada cuando el ex jefe de la campaña que llevó a Lula a la presidencia en 2002, Duda Mendonca, dijo que había recibido el equivalente a unos 15 millones de reales (más de seis millones de dólares) en una cuenta en las Bahamas, como parte de sus honorarios.
Una de las instituciones señaladas como responsable de las transacciones es un pequeño banco, hasta ahora poco conocido, llamado Rural.
El »doleiro» afirma que sabe el nombre del responsable de las transacciones entre el PT y el Banco Rural, dice la revista. »Está con miedo de morir, se dice víctima de una persecución brutal y cuenta que su vida se convirtió en un infierno desde que surgió la información de que había realizado operaciones para el PT», dice la revista.
El origen del dinero que habría sido utilizado para pagar sobornos y apoyar a partidos políticos aliados del PT en el gobierno es uno de los asuntos más intrigantes en el aluvión de denuncias que ocurre en Brasil desde hace tres meses y que llevaron el viernes a Lula a pedir disculpas al país.
La tesis más defendida por quienes hablaron ante una comisión investigadora del congreso que procura aclarar las denuncias es que el dinero provino de préstamos que un publicista obtenía de bancos locales. Pero por las cuentas realizadas, la cantidad de dinero empleada sería superior a la que los bancos habrían prestado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.